Días atrás, el publicista y escritor español Paco Bescós bromeaba en las redes sobre la cantidad de chistes que han surgido sobre la epidemia del coronavirus: “Lo que nos estamos riendo”, decía. “Yo pido por favor a los serólogos que nos proporcionen una pandemia al menos cada dos años”. Y el periodista y ciberactivista hispanovenezolano Luis Carlos Díaz comentaba al respecto: “Vivimos y morimos por los memes.

Razón lleva, pues de todo los hay; y muy en especial, aquellos con referencias a la cultura del séptimo arte. Como el meme sobre El hombre invisible (Leigh Whannell, 2020) que se inspira en una escena de Avengers: Infinity War (Joe y Anthony Russo, 2018).

Después de C. Robert Cargill, guionista de Doctor Strange (Scott Derrickson, 2016), el propio James Gunn lo ha compartido en Twitter despepitado porque implica a uno de los personajes principales de su trilogía de Guardianes de la Galaxia (2014-2022): el excéntrico y graciosísimo Drax, apodado el Destructor y al que interpreta Dave Bautista.

Y es que, en la descacharrante escena mencionada del minuto cuarenta y siete de Avengers: Infinity War, este personaje asegura haber logrado “dominar la capacidad de quedarse tan quieto que se vuelve invisible al ojo”, mientras come unas nueces muy despacio ante los lógicamente escépticos Peter Quill (Chris Pratt) y Gamora (Zoe Saldaña). Pero es Mantis (Pom Klementieff) la que rompe su paranoia. Y, de ahí, el chiste del meme con el cartel de la nueva película de Leigh Whannell.