Elon Musk realmente odia al coronavirus y lo que está ocurriendo en el mundo en relación al virus. Tanto que ha vuelto a la vieja práctica de decir cosas ultra controversiales que lo pueden meter en problemas.

Días atrás publicó un mensaje en Twitter diciendo que la paranoia alrededor del coronavirus es "tonta". Ahora ha enviado un comunicado vía email a todos los empleados de SpaceX diciendo que hay mayor riesgo de muerte al usar el coche para conducir del trabajo a casa que contrayendo la enfermedad.

"La evidencia sugiere que el COVID-19, la enfermedad causada por el coronavirus no está entre los cien peores riesgos a la salud en los Estados Unidos". El email fue obtenido por Buzzfeed News.

Tanto los empleados de SpaceX como los de Tesla siguen trabajando de forma presencial. La primera, con sede en Hawthorne y la segunda en Fremont, donde también está operando la línea de producción de vehículos

Las declaraciones de Musk son un caso clásico de falsa analogía, donde se ponen en un plano similar para equiparar elementos que, en realidad, no resisten la más mínima comparación.

El caso del coronavirus en Estados Unidos sí que es preocupante y debería ser, al menos, abordado con responsabilidad, sobre todo dando más información a la población para que actúen en consecuencia.

Actualmente se calcula que el número de contagios dentro de Estados Unidos empieza a subir a un ritmo de 30% al día. Podría llegar a tener 150 mil infectados antes que acabe marzo.

¿El Autopilot de Tesla salva vidas?