Es un miedo recurrente. Un día entras a tu domicilio y ves tus cosas removidas o tiradas por el suelo. En el mundo digital, el equivalente sería que alguien entre a tus cuentas de usuario y acceda a tus archivos, datos personales, documentos…

Por suerte o desgracia, hay cuentas de usuario más importantes que otras en función del uso que haces de ellas, de la información guardada y de si la has asociado con otros servicios. Un ejemplo es tu ID de Apple, tu identificador como usuario de Apple y que utilizas para iniciar sesión en tus dispositivos Apple como iPhone, iPad o Mac y para sincronizar documentos, fotos o datos personales entre ellos a través de iCloud.

Apple ha convertido iCloud en tu nube personal para guardar fotografías, imágenes, contactos, mensajes, correos electrónicos y también documentos varios. En resumen, que alguien entre en tu cuenta de iCloud resulta un gran problema de seguridad y privacidad.

En primer lugar, cuando inicias sesión con tu cuenta de iCloud o ID de Apple por vez primera en otro dispositivo o navegador web, normalmente recibirás un mensaje de aviso en tu dirección de correo electrónico. Así sabrás si has sido tú u otra persona.

Sea como fuere, hay varias cosas que puedes hacer para detectar intrusos. Veamos cómo.

¿Está en riesgo mi cuenta de iCloud?

Como dije antes, una señal de alerta de que alguien ha accedido a tu cuenta de iCloud es recibir un mensaje de correo electrónico indicando que alguien ha iniciado sesión en otro dispositivo. Si has sido tú puedes estar tranquilo, pero si no es así, deberás tomar medidas, como veremos luego.

Más métodos para detectar intrusos. Si “has recibido un correo electrónico de confirmación de Apple para informarte de que se ha cambiado la contraseña de tu ID de Apple o de que se ha actualizado la información de tu cuenta” sin que tú lo hayas solicitado, seguramente lo habrá hecho otra persona.

Que alguno de tus dispositivos se bloquee con el modo Perdido es un indicador de que alguien intenta tomar el control de tu iPhone, iPad o Mac empleando tu cuenta iCloud o ID de Apple.

Más señales de aviso. Si ves mensajes que no has enviado en la app Mensajes de iPhone, iPad o Mac o detectas compras o cargos que no has realizado, tal vez haya alguien detrás de eso. Lo mismo ocurre con archivos, fotografías o vídeos.

Y, claro está, si no puedes acceder a tu cuenta de iCloud a pesar de indicar tu contraseña correctamente, seguramente alguien ha tomado el control en tu lugar.

Si te has encontrado con alguno de estos avisos o situaciones, deberás tomar medidas lo antes posible para evitar males mayores.

Recupera el control de tu cuenta de iCloud

Si alguien ha entrado sin permiso en tu cuenta de iCloud significa que tu contraseña ya no es segura. Así que lo primero y más urgente es cambiar tu contraseña por otra, a poder ser, que difiera de la anterior.

Puedes hacerlo desde la página de la cuenta del ID de Apple. Una vez ahí, inicia sesión y cambia la contraseña. Si no puedes iniciar sesión, intenta restablecer la contraseña desde tu iPhone, iPad o Mac. Para ello, ve a Ajustes > Usuario > Contraseña y seguridad > Cambiar contraseña y sigue las indicaciones. En macOS deberás ir al menú Apple > Preferencias del Sistema > ID de Apple. Luego haz clic en Contraseña y seguridad y, si te solicita la contraseña, pulsa en el enlace “¿Has olvidado tu ID de Apple o la contraseña?”.

Una vez cambiada la contraseña, ya deberías haber recuperado el control de tu cuenta de iCloud, pero no has terminado. Primero, tendrás que comprobar que la información personal es correcta y no han hecho cambios. Esos cambios pueden ser tu nombre, dirección de correo electrónico y preguntas y respuestas de seguridad, datos que se pueden usar para quitarte de nuevo la cuenta.

Revisa también los dispositivos asociados a tu ID de Apple y elimina los que no reconozcas. Y para evitar que te vuelva a ocurrir, activa la autenticación de doble factor. Puedes hacerlo desde tu iPhone, iPad o Mac. En iOS y iPadOS, por ejemplo, ve a Ajustes > Usuario > Contraseña y seguridad y pulsa en Activar autenticación de doble factor. Luego sigue las instrucciones. Desde macOS, deberás ir a Apple > Preferencias del Sistema > ID de Apple > Contraseña y seguridad > Activar autenticación de doble factor.

Con la autenticación de dos factores será más difícil tomar el control de tu cuenta de iCloud sin permiso, ya que necesitas verificar el acceso desde otros dispositivos Apple.