El coronavirus está llegando a los lugares más inesperados. Desde algunas islas remotas del Caribe hasta Groenlandia, no se han librado de albergar al menos unos pocos casos de esa enfermedad que parece correr como la pólvora por todo el planeta.

Solo las tribus indígenas no contactadas parecen estar seguras frente a esta amenaza que afecta ya a más de 550.000 personas en el mundo y se ha cobrado la vida de casi 25.000. Pero pronto eso podría cambiar, según las últimas noticias que han llegado desde Brasil.

La peligrosa incursión del coronavirus

Recientemente, el medio de noticias brasileño Amazônia Real publicaba el caso de un varón adulto y dos niños pertenecientes a la tribu de indígenas Marubo, que han comenzado recientemente a manifestar fiebre, tos y dolores corporales, después de que el hombre trabajara como guía para un grupo de turistas estadounidenses.

Los tres han acudido a un consultorio de salud de la zona, donde han diagnosticado que se trata de posibles casos de Covid-19. Sin embargo, el laboratorio más cercano se encuentra a más de 1.100 kilómetros, por lo que las muestras, que ya han sido recogidas, tardarán en llegar a su destino y analizarse. Mientras tanto, se les ha recomendado que se mantengan aislados, pero no será fácil, pues viven en un tipo de viviendas comunales, conocidas como malocas, en las que pueden llegar a cohabitar hasta 14 personas.

Los turistas a los que atendió el enfermo no han reportado ser positivos en coronavirus, pero ya se han contactado para monitorizar si pueden estar infectados con SARS-CoV-2. En su país se han diagnosticado en solo unos días un total de 86.000 casos, por lo que se consideran procedentes de una zona de alto riesgo.

Tribus aisladas: vive y deja vivir, aunque no quieran mezclarse contigo

Aunque nadie en este planeta había estado en contacto con este coronavirus hasta el pasado mes de noviembre, se debe tener en cuenta que las comunidades indígenas aisladas no comunicadas, como ocurre con muchas del Amazonas, tampoco se han expuesto a otros patógenos respiratorios similares, por lo que no tienen absolutamente ninguna inmunidad frente a ellos. Por eso, se considera muy peligroso que personas ajenas a ellos se acerquen a sus asentamientos. Lo que para nosotros es un simple resfriado (no es el caso de Covid-19), para ellos puede ser una epidemia mortal. Por eso, dada la cercanía de la tribu de esta persona a otros indígenas del Valle de Javari, si se confirmaran los positivos podría suponer que el SARS-CoV-2 ha superado otra peligrosa barrera. Ojalá no sea ese el caso.

Ahora en Hipertextual

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.