España llevaba ya varios días libre del coronavirus, después de que los dos pacientes que habían dado positivo, uno en la Gomera y otro en Palma de Mallorca, fueran dados de alta.

Sin embargo, en las últimas horas se ha dado a conocer el caso de otro infectado, de nuevo en las Islas Canarias, aunque esta vez en Santa Cruz de Tenerife.

Otro turista infectado

Al igual que en los otros casos, se trata de un turista que se encontraba en Tenerife de vacaciones.

Es un médico italiano, que acudió voluntariamente a una clínica privada ubicada al sur de la isla, después de empezar a manifestar síntomas, como la fiebre. Procedía de la región de Lombardía, en la que se han dado la mayoría de casos en este país, por lo que no se dudó en activar el protocolo, que finalmente desembocó en el diagnóstico positivo para COVID-19.

Actualmente se encuentra ingresado y aislado en el Hospital Universitario Nuestra Señora de La Candelaria, a la espera de una nueva prueba, según lo establecido por el procedimiento habitual con este tipo de pacientes.
Su pareja, que viajaba con él, no muestra síntomas, pero deberá permanecer en cuarentena como medida preventiva.

Mientras tanto, en su país de origen las cifras de infectados siguen aumentando, al situarse ya en 229, de los cuales han fallecido 7. La mayoría de ellos eran pacientes con edades superiores a los 80 años y patologías previas. El único por debajo de esa edad era un hombre de 61 años, que se encontraba sometido a un tratamiento de diálisis y tenía graves problemas tanto en sus riñones como en su corazón. Esto mantiene la tendencia del resto del mundo, en el que los pacientes fallecidos por coronavirus suelen ser personas mayores, inmunodeprimidas o con trastornos anteriores, especialmente del sistema respiratorio.

👇 Más en Hipertextual