Call of Duty: Modern Warfare es uno de los éxitos más importantes de la franquicia, y pese a que su CEO, en la última presentación de resultados ya anticipó que la segunda temporada del juego iba a traer muchas novedades, lo cierto es que ahora es oficial. La compañía ha anunciado lo que llega al juego en esta segunda temporada, y pese a la ausencia (de momento) del Battle Royale, lo cierto es que Infinity Ward sigue tirando del nostalgia para incluir nuevo contenido.

En primero lugar, vuelve Ghost, el operador favorito de la campaña de Modern Warfare 2 que ahora está incluido en el juego como atuendo cosmético. Eso sí, tal como parece indicar la web de Activision, ahora retirado pero momentáneamente publicado, tal como leemos en Hobby Consolas, Ghost solo se podrá adquirir a través del pase de batalla, que se desbloqueará automáticamente una vez adquirido.

El pase de batalla tiene un precio de 1000 Call of Duty Points, que son 9.99 euros/dólares al cambio, por lo que habrá que pasar por caja para desbloquear, además de a Ghost, los 99 ítems cosméticos o potenciadores de puntos que, como en la primera temporada, incluye el pase. Hay que tener en cuenta que el anterior pase de batalla incluía 1300 puntos COD, por lo que si lo completas, el siguiente puede salirte gratis.

Junto a Ghost, a la segunda temporada de Call of Duty Modern Warfare también llega Rust, un nuevo mapa para los modos de juego 5c5, que también era muy popular en Modern Warfare 2 y que como en el caso de Crash o Shipment llega para el título actual totalmente remasterizado.

El resto del contenidos es totalmente nuevo y no estaba presente en los juegos anteriores. Por un lado, se suman dos nuevas armas, un fusil del asalto llamado Grau 5,56 (basado en el SIG 551/556) y un subfusil llamado Striker 45 e inspirado en la clásica UMP 45. Sobre los mapas, se incluyen además del mencionado Rust, los adicionales de Atlas Superstore, Bazaar, y Zhokov Boneyard, que sí estaba disponible en Modern Warfare pero como parte de la campaña: