Salvo contadas ocasiones, la gran mayoría de las personas pensamos que nuestros padres viven en otro siglo. La brecha entre generaciones es cada vez mayor. Parte de esas diferencias nacen de la tecnología, que avanza a grandes pasos y no todos son capaces de seguirlos, quedándose en el camino.

Hace no mucho era común ver a padres echándose las manos a la cabeza cuando sus hijos decían que de mayores querían ser “youtubers” o “gamers”. Nada de abogados, economistas o médicos. ¿Qué ha pasado? Pues que los tiempos cambian y posiblemente los niños que nazcan hoy se dediquen el día de mañana a una profesión que todavía no existe. Hay que asumirlo.

El fenómeno gaming y el sector de los videojuegos en general es uno de los nuevos que más mueven, tanto en seguidores como en dinero. En este contexto, Movistar+ estrenó el pasado 10 de febrero en #0 el documental “NOT A GAME”, que busca ayudar a padres e hijos a reducir la brecha que han generado tanto el gaming como los eSports. Si no pudiste verlo, puedes hacerlo bajo demanda accediendo al catálogo de Movistar+.

A través de entrevistas a diferentes personalidades, especialistas, influencers, gamers y otras figuras destacadas, “NOT A GAME” se convierte en un documento sociológico de carácter internacional, que pone en común y de forma clara los diferentes puntos de vista de cada generación. Además, se abordan todas las creencias, mitos y realidades que giran en torno a los videojuegos.

Verdades y mitos sobre los videojuegos

Cuando se habla de videojuegos, existen muchas falsas creencias, aunque eso no quita que también hay muchas verdades. Por ese motivo, hay padres que no entienden a sus hijos, e hijos que no entienden a sus padres. Aquí exponemos una serie de ejemplos sobre ideas generalizadas de cómo actúa el uso de los videojuegos en el cerebro.

Los videojuegos contribuyen al aislamiento: falso. La socialización no depende únicamente de los videojuegos. Una persona puede ser poco sociable en general pero luego puede disfrutar hablando con otros jugadores online. En el aspecto familiar, hace unos meses un periodista británico contaba su experiencia sobre cómo jugar a Minecraft le ayudó a comunicarse mejor con su hijo autista.

Jugar a videojuegos violentos, te hace más violento: falso. En agosto de 2016, Donald Trump acusó directamente a los videojuegos como el motivo principal de los últimos tiroteos en institutos americanos. La relación era fácil: divertirse jugando a matar es lo mismo que divertirse matando. Pero nada más lejos de la realidad. De hecho, un estudio de la Asociación Estadounidense de Psicología, que recoge Newtral, asegura que “han surgido pocas pruebas que establezcan una conexión causal o correlacional entre participar en videojuegos violentos y cometer actividades violentas reales”. Con lo que todo parece apuntar a que, ante un crimen de ese tipo, es más probable que la responsabilidad recaiga sobre el fácil acceso a las armas que existe en el país, no tanto a los videojuegos violentos ni a sus efectos en el cerebro.

Los niños pueden jugar a videojuegos durante su etapa de desarrollo: verdadero. Una vez que se tiene claro que el uso de los videojuegos es una manera más de jugar que tienen los niños, y no la única, expertos en neurociencia coinciden en sus ventajas durante su etapa formativa. Algunos tipos de videojuegos les ayudan a mejorar tanto la capacidad espacial como ciertas habilidades, por ejemplo, la resolución de problemas. Eso sí, los expertos también avisan de que lo correcto es limitar su uso y utilizar siempre videojuegos acordes a la edad del menor.

Los videojuegos generan adicción: falso si tenemos en cuenta que cualquier actividad es susceptible de generar adicción. También lo puede generar el deporte, el trabajo u otros hobbies.

De esto y mucho más trata precisamente “NOT A GAME”. A través de las diferentes historias y testimonios expertos, científicos y datos reales, ofrece la oportunidad de conocer la influencia de los videojuegos en las personas y su incidencia en la sociedad y en las relaciones familiares.

COMPRUEBA CUÁNTO SABES SOBRE VIDEOJUEGOS

¿Crees que sabes mucho de videojuegos? Hemos preparado un cuestionario en el que podrás demostrar todos tus conocimientos.

Haz el test aquí

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.