El físico y filósofo Mario Bunge ha muerto en Montreal esta noche, tal y como informa El País. Es uno de los científicos hispanohablantes más citados de la historia y el pasado mes de septiembre cumplió 100 años.

Bunge recibió en 1982 el Premio Príncipe de Asturias de Comunicación y Humanidades. Aunque nació en Buenos Aires en 1919, llevaba en Montreal desde 1966, donde fue profesor de lógica y metafísica en la Universidad McGill. También dio clases de física teórica y filosofía, primero en la Universidad de La Plata y luego en la Universidad de Buenos Aires.

Además, hasta el último momento continuó dando entrevistas y escribiendo libros por una razón: las pseudociencias. Era su lucha particular. De hecho, en una tribuna publicada en El País en 2017 ya hablaba de que se presentaban "como si fuesen ciencias auténticas porque exhiben algunos de los atributos de la ciencia, en particular el uso conspicuo de símbolos matemáticos, aunque carecen de sus propiedades esenciales, en especial la compatibilidad con el conocimiento anterior y la contrastabilidad empírica".

En 1960 publicó La ciencia, su método y su filosofía, el que sería su libro más conocido, y en el que explica las bases del método científico. Bunge tabién publicó una docena de libros sobre filosofía de la ciencia y epistemología. Pero este no era su único tema de interés, ya que entre sus publicaciones constan libros sobre física teórica, psicología, matemáticas y ontología.

👇 Más en Hipertextual