Sabíamos algunos detalles sobre la nueva generación de consola de Microsoft, la Xbox Series X, pero lo cierto es que no nos esperábamos, antes de una presentación por todo lo alto, una lista de detalles tan grandes como la que el director de Xbox, Phil Spencer acaba de publicar en la web de la compañía. Y es que esta vez tenemos algo más que datos específicos de hardware, también se han revelado algunas de la funcionalidades que harán uso de este hardware.

En cuanto a especificaciones, Microsoft vuelve a reiterarse en la inclusión de procesador de diseño personalizado que aprovecha las últimas arquitecturas Zen 2 y RDNA 2 de AMD, que según la compañía rinde cuatro veces la potencia de procesamiento de una Xbox One y permite a los desarrolladores aprovechar 12 TFLOPS de rendimiento de GPU (Unidad de procesamiento de gráficos):

Xbox Series X ofrece un verdadero salto generacional en potencia de procesamiento y gráficos con técnicas de vanguardia que dan como resultado velocidades de cuadros más altas, mundos de juego más grandes y sofisticados, y una experiencia inmersiva diferente a todo lo que se ve en los juegos de consola.

Otras de las tecnologías de las que presume Phil es la inclusión de Variable Rate Shading (VRS), una fórmula propia de VRS que según la compañía permite a los desarrolladores utilizar de manera más eficiente toda la potencia de la Serie X de Xbox. Según Microsoft, este sistema de VRS custom permite que lugar de gastar ciclos de GPU de manera uniforme en cada píxel en la pantalla, pueden priorizar los efectos individuales de personajes u objetos dentro del juego, Esto permite framerates más estables y mayores FPS a resoluciones más altas. Sobre este apartado, Microsoft confirma que la Series X tendrá soporte de 120 fps.

SSD ultrarrápido y 120 fps

Además, una de grandes inclusiones de la nueva generación es la del trazado de rayos. Sobre este apartado, Phil Spancer apunta a que la Series X incluirá DirectX Raytracing acelerado por hardware que ofrecerá entornos más dinámicos y realistas con iluminación real, reflejos precisos y acústica realista en tiempo real.

Sobre el apartado de hardware, lo complementa algunos detalles como almacenamiento SSD que permitirá aprovechar la reanudación rápida para continuar múltiples juegos desde un estado suspendido casi instantáneamente. Este nuevo hardware también incluye entrada de latencia dinámica (DLI) y Dynamic Latency Input (DLI), una nueva característica que sincroniza la entrada de inmediato con lo que se muestra, que hace que los los controles sean aún más precisos y receptivos disminuyendo el input lag.

La Xbox Series X también inluirá HDMI 2.1 y sus tecnologías, como modo de baja latencia automática (ALLM) y Frecuencia de actualización variable (VRR). La primera permite que Xbox One y Xbox Series X configuren automáticamente la pantalla conectada en su modo de latencia más bajo, mientras que la VRR sincroniza la frecuencia de actualización de la pantalla con la frecuencia de fotogramas del juego