En España se comen 550 millones de hamburguesas al año, pero cada vez se demanda más la opción vegana que suponen carnes que no son carnes como la Beyond Meat o las Impossible Food. Ahora, Lidl ha decidido traer su propia versión que comercializará bajo el nombre de Next Level Meat. Está hecha de proteína de guisante, soja, verdura, trigo y zumo de remolacha para replicar no solo la textura y color de la carne sino que, también, para conseguir el sabor más parecido a las hamburguesas que ya conocemos. El pack de dos hamburguesas ya está a la venta y cuesta 2,99€, la mitad que la Beyond Meat.

No es de extrañar que cada vez haya más demanda de productos veggies, no solo por buscar opciones más saludables al alto consumo de carne sino, también, porque la sociedad cada vez está más concienciada de lo perjudicial que pueden ser las emisiones de CO2 de la industria cárnica. De hecho, "el 95% de las hamburguesas vegetales vendidas en 2019 en Estados Unidos fueron consumidas por un público carnívoro", según los datos de la consultora NDP sobre el mercado de la restauración comercial en España, de abril de 2017 a marzo de 2018.

Si uno se cambia a las hamburguesas veganas por temas mediambientales, tiene que saber que la Meat Level Burger produce un "91% menos de emisiones de CO2 en comparación con una hamburguesa de vacuno con una emisión de 1.300.000 kilos de CO2", según indican desde Lidl. Por lo que la decisión sería acertada a este nivel. Pero, ¿de verdad son estas hamburguesas más sanas que las normales?

Hamburguesa vegana
LIDL

"Hacer una valoración para comparar todas las hamburguesas entre sí es muy complicado y sería hablar a la ligera", indica José I. Baile, profesor titular de la UDIMA especialista en psicología de la alimentación. "Lo importante que hay que tener en cuenta es que el organismo, cuando metaboliza el alimento, lo que metaboliza al final, después de que se ha producido todo el proceso de digestión, son moléculas de proteínas, carbohidratos, lípidos, micronutrientes, minerales... Que el origen sea animal o vegetal no es tan importante. Se habla de que algunas proteínas tienen mayor valor biológico como las del huevo o la leche, pero realmente se dividen en aminoácidos, vengan de donde vengan. Por tanto, una alimentación que esté equilibrada en proteínas, carbohidratos, grasas, micronutrientes, minerales... que provengan de fuentes animales o de fuentes vegetales, puede ser igual de sano e igual de válido para tener una alimentación correcta", comenta. "Sin analizar todos los productos en detalle, una hamburguesa de origen vegetal puede ser perfectamente un alimento válido", añade Baile.

No obstante, hay que tener cierto cuidado ya que nos encontramos ante un alimento ultraprocesado y estos, como advierten los expertos desde hace tiempo, hay que evitarlos: "En general, cualquier alimento ultraprocesado suele tener mucha cantidad de sal, más grasas y a veces más grasas menos ricas nutricionalmente para potenciar el sabor. En principio, son alimentos menos sanos que los productos naturales consumidos directamente y cocinados en casa", afirma. "Por tanto, desde ese punto de vista, cualquier hamburguesa que haya tenido un procesado industrial va a ser de peor calidad que una hamburguesa animal comprada en la carnicería del barrio y que solo tenga carne o una hamburguesa vegetal que uno se pueda hacer en casa comprando directamente las legumbres y haciéndola en casa", explica.

Algunos expertos han comentado que la grasa de coco, presente en las hamburguesas veganas como la Beyond Meat o la Next Level Meat de Lidl, puede suponer un problema ya que se trata de una grasa saturada que puede producir colesterol. "La grasa que nosotros consideramos de mayor valor es la procedente del aceite de oliva", aunque "cualquier otra grasa es válida" y son "consumibles". "No tendría por qué ser un problema que tenga grasa de coco si está controlada la cantidad y el refinado de la grasa", indica este profesor de la Udima. "Añadida en cantidad adecuada y con control del origen, no es un problema".

Lo que sí puede suponer un problema es cuántas veces se comen estas hamburguesas. No hay una clara recomendación de cuántas hamburguesas veganas se pueden comer a la semana, Baile explica. "Así como para la carne hay unas claras recomendaciones de no abusar y que sean unas raciones concretas a la semana, para los productos vegetales no hay esas limitaciones". Sin embargo, hay que tener en cuenta que esto es para "los productos vegetales que no estén muy ultraprocesados". Por tanto, como "no tienen limitación de consumo en cuanto a cantidad, un producto vegetal, en ese sentido, es más recomendable que uno animal". No obstante, aunque los alimentos vegetales no tienen restricciones de consumo no hay que olvidar que, cuando se trata de ultraprocesados, hay que comerlos solo de vez en cuando, como pasa también con las hamburguesas de carne.

Por tanto, podemos incluir las hamburguesas veganas en nuestra dieta siempre y cuando comamos de manera equilibrada y la opción vegana se consuman de forma esporádica, es decir, como las hamburguesas normales.

👇 Más en Hipertextual