Luego de que Google desactivara el acceso de las cámaras IP de Xiaomi a sus dispositivos Nest por un problema de seguridad, el fabricante chino ha ofrecido una disculpa. Xiaomi reveló a múltiples medios que el fallo se debió a una actualización de caché.

Por medio de un comunicado oficial, Xiaomi dijo que una actualización de caché diseñada para mejorar la calidad de transmisión de la cámara, fue la causante del problema de seguridad. Según la empresa, esto ocurrió en condiciones "extremadamente raras" cuando la calidad de la conexión era muy pobre.

Xiaomi anticipó que esto no ocurre si la cámara está vinculada a la aplicación Mi Home. La compañía china dijo haber resuelto el problema, aunque no del todo, ya que la integración con Google Nest se mantendrá suspendida hasta que la causa del fallo haya sido identificada y resuelta.

El fallo fue reportado inicialmente por un usuario que publicó en Reddit un video en donde su cámara de seguridad Xiaomi Mijia 1080p muestra imágenes de otros lugares al conectarla con el Nest Hub. Entre las imágenes aparece un anciano dormido, un bebé y varias tomas de distintos hogares.

Tras conocerse el incidente, Google se puso en contacto con Xiaomi para resolver el fallo y tomó la decisión de deshabilitar la integración con sus dispositivos. De acuerdo con Android Police, esta medida ha sido aplicada a todos los productos de la línea Mi Home que pueden vincularse con el Asistente de Google y Google Home

👇 Más en Hipertextual