De momento no es más que un rumor, pero dados los movimientos de cara a la internacionalización de muchas de sus tecnologías, parece que la versión occidental de la Xiaomi Mi Band será compatible con pagos móviles. Y decimos la versión occidental porque la variante china de la pulsera de actividad ya incorpora un chip NFC compatibles con los pagos locales.

Eso sí, esta nueva funcionalidad no llegará a los modelos actuales que están en el mercado, ya que la incorporación de chip NFC y la compatibilidad con los pagos móviles de Google Play solo estarían disponibles en la próxima revisión de la pulsera de actividad. Es decir, llegaría como función estrella de la Xiaomi Mi Band 5, que todavía ha sido anunciada.

Si se cumplen los plazos, todo parece indicar que será en junio cuando la compañía presente la nueva versión de su pulsera de actividad, y que junto con las clásicas mejoras en funciones para la medición de la actividad física, el NFC para los pagos será uno de los ejes centrales.

Sea como sea, es una buena noticia para los usuarios occidentales, puesto que dado el precio, puede ser la pulsera que ofrezca esta función con el coste más reducido para el usuario.