El Brexit ya es oficial. La salida de Reino Unido de la Unión Europea se ratificaba el pasado jueves y se hará oficial el próximo día 1 de febrero, marcando el fin los 47 años de unión entre el país y el nexo comunitario. Una medida que tendrá efecto en numerosos ámbitos y vertientes, con el roaming, los viajes y los posibles límites en los desplazamientos como una de las preocupaciones principales para los residentes de la Unión.

Con el fin de la tarificación extraordinaria al visitar los países de la Unión Europea –y algunos otros adscritos al trato–, vigente desde 2017, los usuarios han podido disfrutar de una comodidad que hasta el momento era del todo inusual. Supuso el cambio de tener que comprar tarjetas de datos de operadores extranjeros en el país que se visitase en cada momento o limitar sus conexiones únicamente a redes Wi-Fi a no tener que hacer nada en absoluto, mejorando notablemente la experiencia y comodidad.

Sin embargo, el Brexit pone patas arriba el acuerdo a la hora de hacer turismo en el Estado británico, donde le roaming queda en peligro.

Hacer uso del 'roaming' en Reino Unido tras el Brexit

El uso del roaming en Reino Unido tras la aprobación del Brexit, como cabía esperar, permanecerá sin variación alguna en la primera etapa de este nuevo escenario, donde el país saliente y la Unión Europea tendrán que llegar a ciertos acuerdos para establecer el nuevo marco operativo. Un periodo que durará hasta el día 31 de diciembre del presente año, donde no solo las conexiones de datos móviles, sino también el uso del DNI como documento exclusivo de viaje o el uso del carnet de conducir podrán seguir utilizándose del mismo modo que se venía haciendo hasta el momento.

Los cambios podrían venir a partir del 1 de enero de 2021, cuando Reino Unido comience a operar ya de manera individual y, entonces sí, las regulaciones cambien. Desde el Gobierno de local avisan de la siguiente manera a sus ciudadanos: "A partir del 1 de enero de 2021, finalizará la garantía de itinerancia gratuita de teléfonos móviles en toda la UE, Islandia, Liechtenstein y Noruega".

Lo que ocurra a partir del año próximo es algo que dependerá en gran medida de lo que suceda entre ambas partes durante los próximos meses, tal y como expresan desde el Gobierno de España: "La aplicación una vez finalizado el periodo de transición dependerá del acuerdo de futura de relación que se establezca entre Reino Unido y la Unión Europea". No obstante, los usuarios no lo sabrán de un día para otro, ya que los operadores tendrán que informar a los afectados con un mes de antelación si van a modificar sus planes de roaming actuales.

👇 Más en Hipertextual