Uno de los episodios más importantes en torno a la privacidad del iPhone y de los sistemas operativos de Apple tuvo que ver con la solicitud del FBI y posterior negativa de Apple a desbloquear el iPhone de un terrorista para acceder a los datos. La disputa entre el FBI y Apple terminó en los tribunales y con una declaración pública de Tim Cook en forma de carta abierta en la que la compañía ponía de manifiesto las razones que les llevaron a dicha negativa.

Apple se niega a ayudar al FBI a desbloquear el iPhone de un terrorista

Ahora la historia se repite, en parte, puesto que el FBI está solicitando de nuevo a Apple el desbloqueo de dos terminales que se habrían usado en el ataque terrorista del 6 de diciembre en una base de la Marina de Florida.

El asunto vuelve a ser importante, en tanto que ya que el FBI es incapaz de acceder a la información contenida en el iPhone con las herramientas que dispone, ha solicitado a Apple una ayuda adicional para acceder a dichos terminales. Y es que como en el caso de San Bernardino, Apple no se ha negado en ningún momento a proporcionar información sobre las cuentas de Apple del tirador, las copias de seguridad de iCloud e información de transacciones, proporcionando "toda la información" que tiene.

No obstante, parece no ser suficiente, puesto que el cuerpo armado solicitó acceder a la información del terminal de forma adicional a la que está disponible en la nube, algo para lo que el FBI ha pedido ayuda adicional:

"La solicitud temprana es fundamental para acceder a la información y encontrar opciones adicionales. Continuamos trabajando con el FBI, y nuestros equipos de ingeniería recientemente recibieron un llamado para brindar asistencia técnica adicional". - Comunicado de Apple.

En esta ocasión no se ha tocado el tema del desbloqueo del terminal más allá de la *asistencia técnica adicional*, pero la compañía ha reiterado de nuevo, como en el caso de San Bernardino, su argumento en contra de crear formas especiales para que los investigadores gubernamentales accedan a los dispositivos, la famosa puerta trasera para acceder a un iPhone:

"No existe una puerta trasera solo para los buenos. Las puertas traseras también pueden ser explotadas por aquellos que amenazan nuestra seguridad nacional y la seguridad de los datos de nuestros clientes".