Amazon sigue buscando formas de hacer saltar por los aires el sector retail tal y como lo conocemos. Tras implementar en sus propias tiendas futuristas pagos automáticos que simplemente reconocían al comprador y sus compras, sin necesidad siquiera de pararse, ahora plantea un nuevo sistema mediante el cual podríamos pagar utilizando simplemente nuestra mano.

Así lo afirma The Wall Street Journal, que cita a fuentes cercanas al proyecto que estaría intentando poner estos sistemas no solo en sus establecimientos propios, sino extendiéndolos a comercios externos. El objetivo principal serían comercios donde cada segundo cuenta, como cafeterías o cadenas de restaurantes de comida rápida, así como en las tiendas de Whole Foods, cadena adquirida por Amazon en 2017.

Con este sistema, Amazon se adentra todavía más en el mundo de los pagos. Sigue así los pasos de las otras tecnológicas del Big Tech que cuentan con algún esfuerzo en este sentido: Apple, Google o Facebook. Adicionalmente, esta técnica esquivaría los sistemas que implementan sus adversarios al evitar por completo y potencialmente el uso de hardware o software de cualquier tipo.

Esta iniciativa de pagos de Amazon se encontraría, no obstante, en una etapa todavía incipiente y lejos todavía de implementarse. Según afirman las fuentes del WSJ, el gigante de Seattle habría comenzado a probar el sistema de transacciones junto a Visa, y se encontraría en conversaciones con Mastercard. Asimismo, otras entidades emisoras de tarjetas habrían mostrado su interés en permitir a sus clientes pagar con este sistema, entre las que se encontraría JPMorgan.

Amazon, interesada en los datos

Si bien la gestión de los pagos quedaría todavía operada por grandes referentes del sector bancario, el sistema de escaneo sería operado por Amazon. Este sería sin contacto, y debería ser activado y vinculado a una tarjeta existente mediante un escaneo en alguno de los establecimientos.

Una posibilidad es que, al usarlo por primera vez, sea requerida la tarjeta y nos invite a escanear la mano. Tras ello, simplemente haría falta acercar la mano para confirmar los pagos.

Este sistema encaja con una patente reciente del gigante del comercio electrónico que lo describe como un "sistema de identificación biométrica sin contacto", con "un escáner de mano que genera imágenes de la palma de un usuario".

Hecho esto, el sistema almacenaría algunos datos de la transacción en los mismos servidores de Amazon, como dónde y cuándo ha sido realizada. De acuerdo a las fuentes, estos datos podrían ser combinados con el historial de compras en Amazon, de forma que podría integrarse en su sistema de pagos, centralizándolo. Asimismo, tendrían un potencial predictivo y de cara a los anunciantes.

Todavía quedan obstáculos por superar con este sistema de pagos, como el de vincular más de una tarjeta a una misma palma de la mano –que bien podría preseleccionarse por defecto desde una aplicación móvil– o el de los usos fraudulentos.

👇 Más en Hipertextual