El diario asiático Digitimes asegura que Apple planea incluir un sistema de estabilización de imagen aún más avanzado en los iPhone de alta gama de 2020.

El sistema de estabilización óptica presente en los iPhone actuales contrarresta los movimientos del teléfono y el usuario mediante el desplazamiento (en la dirección opuesta) del objetivo. Esto, en fotografía, permite elevar los tiempos de exposición y obtener una mayor cantidad de luz sin que el sujeto aparezca borroso. Mientras tanto, en vídeo, esta tecnología hace que las leves vibraciones que habitualmente se producen durante la grabación no repercutan en exceso en el resultado final.

El supuesto sistema que Apple planea incorporar en los iPhone de 2020, por otra parte, mantiene fijo el objetivo y contrarresta los movimientos mediante el desplazamiento opuesto del propio sensor, que se movería en la dirección contraria a las vibraciones con el objetivo de preservar la estabilidad.

El grado de mejoría que esta tecnología puede aportar en unos componentes tan pequeños como los del iPhone es difícil de cuantificar por el momento. No obstante, el uso de este método podría facilitar la inclusión de un sistema de estabilización en la cámara ultra gran angular, que actualmente carece de OIS en el iPhone 11 y iPhone 11 Pro.

El sistema de estabilización de vídeo presente en los iPhone 11 y iPhone 11 Pro supera con creces a los correspondientes de la competencia más directa. La inclusión de estos nuevos componentes, por lo tanto, podría aumentar aún más la diferencia entre el iPhone y el resto de smartphones en este terreno.

Los iPhone de 2020, además de las ya citadas mejoras en el sistema de estabilización de la cámara, también podrían incluir modems 5G, procesadores más avanzados, sensores 3D en la región posterior y un nuevo diseño exterior que adoptaría elementos similares a los del iPhone 4 (anunciado en 2010).

👇 Más en Hipertextual