En mayo del presente año, el gobierno de Estados Unidos prohibió a las empresas estadounidenses vender tecnología a Huawei. Google, por ejemplo, se vio obligado a suspender varios de sus negocios con el fabricante asiático, incluyendo el acceso a Google Play. Tras las duras medidas, los de Shenzhen tuvieron que replantear la estrategia de sus próximos productos, pues claramente se verían afectados debido a la dependencia en los componentes fabricados en el mencionado país.

El principal perjudicado, sin duda, fue el Mate 30 y su variante Pro, los cuales tenían el objetivo de conquistar la gama alta durante el segundo semestre de 2019. Por supuesto, Huawei no tuvo otra alternativa que buscar nuevos proveedores en otras regiones del mundo. Sin embargo, reemplazar a un suministrador no es una tarea sencilla, ya que los nuevos candidatos debían tener la capacidad de cumplir con la demanda de componentes.

Hoy, gracias a un reporte publicado por The Wall Street Journal, hemos podido conocer a las empresas que hicieron posible la producción de ambos smartphones. Por ejemplo, los chips de conectividad (2G/3G/LTE/5G), que antes eran proporcionados por Qualcomm y Skyworks Solutions, ahora son producidos por HiSilicon, el fabricante chino de semiconductores.

Por su parte, el amplificador de audio actualmente está en manos de la holandesa NXP Semiconductors, ya que anteriormente tenían un acuerdo con Cirrus Logic de Texas. En lo que se refiere al Bluetooth y Wi-Fi, también es HiSilicon la que ha tomado el lugar de la californiana Broadcom. En el listado de nuevos proveedores también aparecen Murata (Japón), TDK (Alemania), Mediatek (Taiwán) y STMicroelectronics (Francia).

Pese a los movimientos obligados, Huawei ha reiterado su intención de continuar sus relaciones con las empresas estadounidenses, siempre y cuando las autoridades lo permitan. Un portavoz dijo lo siguiente a WSJ: " Huawei tiene la clara preferencia de continuar integrando y comprando componentes de sus proveedores socios de Estados Unidos. Si eso resulta imposible debido a las decisiones del gobierno de Estados Unidos, no tendremos más remedio que encontrar un suministro alternativo de fuentes no estadounidenses".

👇 Más en Hipertextual