En lo que a videojuegos se refiere, uno de los momentos más destacados del año anterior fue el lanzamiento de Fortnite en dispositivos móviles, pues millones de jugadores lo estaban esperando en la mencionada plataforma. Sin embargo, el suceso no estuvo exento de polémica en Android, ya que Epic Games decidió ofrecer su juego por fuera de la Play Store a través de un launcher propio.

¿La razón? Querían evitar la comisión del 30% de Google, la cual se aplica cuando las aplicaciones integran la plataforma de pagos de la Play Store. Por regla, todos los desarrolladores deben usar el mencionado sistema si desean ofrecer compras dentro de la app. Teniendo en cuenta que Fortnite vive de los ingresos generados por la venta de objetos cosméticos y el Pase de Batalla, aceptar las normas hubiera representado renunciar a ingresos multimillonarios.

El problema es que, en días recientes, Fortnite ha intentado colarse en la Play Store con un sistema de pagos propio, pero la tienda le puso un alto y rechazó la app. La reacción por parte de los de Mountain View era de esperarse, no obstante, el objetivo principal de Epic Games era realmente otro: presionar a Google y su normativa.

Tim Sweeney, CEO de Epic Games, confirmó a 9to5Google que _Fortnite* aterrizará pronto en la Play Store "pronto"; seguramente haciendo uso la plataforma de pagos de Google. Si bien se alinearán a las políticas, esperan que Google reflexione sobre sus normas. Según explica, un cambio beneficiaría a todos los desarrolladores. "No buscamos una excepción especial para nosotros; más bien esperamos ver un cambio general en las prácticas de la industria de teléfonos inteligentes en este aspecto", mencionó el directivo, y agregó:

Hemos pedido que Google no haga cumplir su expectativa sobre los productos distribuidos a través de Google Play que utilizan el servicio de pago de Google para las compras dentro de la aplicación. Creemos que esta forma de vincular un servicio de pago obligatorio con una tarifa del 30% es ilegal en el caso de una plataforma de distribución con más del 50% de cuota de mercado.

Además, Sweeney puso como ejemplo a la Epic Games Store, la cual no obliga a los desarrolladores a usar un solo ecosistema de pago. Pese a la petición, en Google tienen claro que no harán excepciones a ninguna empresa, y piensan mantener vigente su política actual, pues esta les permite seguir invirtiendo en la infraestructura y seguridad de la tienda:

Android permite múltiples tiendas de aplicaciones y otras opciones para que los desarrolladores distribuyan sus apps. Google Play tiene un modelo de negocio y una política de facturación que nos permite invertir en nuestra plataforma y herramientas para ayudar a los desarrolladores a construir negocios exitosos y mantener a los usuarios seguros. Damos la bienvenida a cualquier desarrollador que reconozca el valor de Google Play y esperamos que participe en los mismos términos que otros desarrolladores".

👇 Más en Hipertextual