Boeing anunció sus planes de suspender la producción de su problemático avión 737 MAX. Luego de meses de retrasos y la promesa de comenzar sus vuelos en enero próximo, la empresa estadounidense frenaría la fabricación de aeronaves a partir del próximo mes debido a la certificación de la FAA.

De acuerdo con un comunicado oficial, la decisión llega luego de que la Administración Federal de Aviación (FAA) prolongara hasta el próximo año la certificación del 737 MAX, requisito indispensable para que los aviones puedan volver a volar.

Boeing tenía contemplado obtener el permiso antes de terminar el año, para poder poner en circulación sus aviones, a más tardar, el 16 de enero de 2020. Los planes iniciales eran de incorporar lentamente el MAX y desplegar el resto de unidades comerciales en un periodo no mayor a seis semanas.

La decisión de frenar la producción es algo que ya había contemplado Boeing, quien según CNBC, alertó a accionistas con anterioridad de que podría suspender la fabricación de aviones si la certificación no llegaba en el periodo previsto. Esto ha sido confirmado en el comunicado de prensa, en donde indica:

Como resultado de esta evaluación continua, hemos decidido priorizar la entrega de aviones almacenados y suspender temporalmente la producción en el programa 737 a partir del próximo mes.

Luego del accidente aéreo en Etiopía, ocurrido en marzo, 26 aerolíneas suspendieron los vuelos del 737-MAX 8, causando pérdidas millonarias a la empresa.

A pesar de la prohibición, Boeing siguió fabricando un estimado de 42 aeronaves por mes y desde noviembre tiene un total de 4.545 pedidos por surtir. El problema para la empresa es que la certificación podría darse hasta febrero, lo que implicaría que las aerolíneas que utilizan el 737-MAX 8 reiniciarán operaciones en marzo o abril de 2020.

La suspensión no es definitiva, aunque se desconoce la fecha en que Boeing reiniciará la producción del 737 MAX.

👇 Más en Hipertextual