Al menos esas son las intenciones de American Airlines, sin que se haya confirmado qué otras aerolíneas se sumarán a volver a poner sus 737 Max en el aire. Lógicamente, la vuelta de estos modelos de aviones de Boeing están pendientes de la certificación de la FAA, que se espera se produzca en algún momento a finales de año, uno de los requisitos para que puedan volver a poblar el espacio aéreo.

Según el comunicado de la aerolínea, recogido por The Verge, sus plan pasan por incorporar lentamente el MAX para el servicio comercial a partir del 16 de enero, para posteriormente ir aumentando el número de aviones durante todo el mes hasta febrero, fecha en la que se espera que la flota completa esté en el aire realizando todo tipo de servicios comerciales.

Esta noticia llega después de la suspensión de la FAA, que tras los dos accidentes mortales en octubre de 2018 y marzo de 2019 que en el que murieron un total de 346 personas, se ordenó la parada operativa de todos los aviones Boeing 737 Max. Según las investigaciones, ambos accidentes estaban relacionados con un fallo en el software de los 737 Max, conocido como el Sistema de aumento de características de maniobra, o MCAS.

Ahora, y tras varias actualizaciones y puestas a punto de Boeing, parece que los aviones pronto tendrán luz verde para poder despegar, algo que servirá como un globo de aire para las aerolíneas, que tenían grandes inversiones en flotas de Boeing, y que solo en el caso de American Airlines cuentan 24 aviones Boeing 737 Max, más un pedido adicional de 76 aviones.

👇 Más en Hipertextual