En el centro de rescate de perros Mac’s Mission están más que acostumbrados a recoger cachorros en las zonas rurales de Missouri, donde a menudo son abandonados por personas que no quieren hacerse cargo de las camadas paridas por sus mascotas. Por eso no les sorprendió encontrar allí a un adorable perrito, de aproximadamente diez semanas de edad. Lo que sí les dejó sin palabras fue comprobar asombrados que lo que aparentemente parecía un pequeño perro salchicha, con algunos rasgos de golden retriever, tenía una pequeña cola saliendo de su frente. No dudaron en llevarlo a la protectora, donde fue recibido por Rochelle Steffen, fundadora de la organización y encargada del cuidado de los perros con lesiones o defectos de nacimiento, que hacen más complicada su adopción. Sin duda, el cachorrito, que ha sido bautizado como Narwhal por razones más que obvias, era un candidato perfecto por su apariencia, aunque parece ser que de salud se encuentra perfectamente.

Una nueva vida para Narwhal

Preocupados por su estado de salud, los cuidadores de Narwhal decidieron llevarlo a un veterinario local, el doctorBrian Heuring, de la clínica Cape Small Animal.

Tras la revisión, les explicó que el cachorro estaba en un perfecto estado de salud, salvo por algunas lombrices intestinales, muy comunes en perros de su edad, para las que ya está recibiendo tratamiento. En cuanto a su segunda cola, las radiografías mostraron que no parece estar unida a ningún órgano, ni presentar anomalías que pudieran afectar a su vida. De hecho, ni siquiera es necesario extirparla.

En definitiva, ni Narval ni un macho adulto que se encontraba con él y que podría ser su padre habían sufrido las consecuencias de las nieves de los últimos días, según ha explicado Steffen a The Washington Post. El resto de la camada huyó a la llegada de los rescatadores, que actualmente se encuentran buscándolos. Quizás alguno sea tan especial como su hermano; pero, lo sean o no, todos merecen ser adoptados.

Ese será el destino de Narval, aunque los responsables del centro de rescate han explicado en su cuenta de Facebook que por el momento van a esperar, pues quieren comprobar que crece sano y fuerte y que su colita de la frente no le ocasiona ningún problema, antes de buscarle nuevos amigos humanos.

Mientras tanto, ya se ha convertido en toda una estrella, gracias a las fotos que publican día a día en la red social. Con suerte, será un perrito feliz, con la única peculiaridad de ser un poco raro, en comparación con los demás. Pero, que no os engañen, ser raro jamás debería verse como un defecto, sino como una gran virtud. Si alguna vez os dicen lo contrario, recordad a este adorable perrito.

👇 Más en Hipertextual