Cuando alguien actúa de una forma poco habitual solemos decirle que es “más raro que un perro verde”. A bote pronto se podría pensar que la existencia de este animal es tan poco probable como la de un cerdo alado, un ratón con plumas o un tratamiento homeopático eficaz. Pero no, resulta que un can del color de la menta no es tan extraño como dice el refranero. Basta como ejemplo el nacimiento la semana pasada de un cachorro de gran danés de estas características en Colorado, Estados Unidos, o el de un Golden Retriever que vio la luz por primera vez hace apenas unos días, en la ciudad alemana de Wermelskirchen.

Aunque fueron bautizados como Verdant y Mojito, respectivamente, en honor a la tonalidad de su pelo, en poco tiempo nadie comprenderá su nombre, puesto que el color verdoso es algo reversible, que desaparecerá en unas semanas, con los lametones de la madre. ¿Pero a qué se debe exactamente?

Joanna Justice

La culpa es de la biliverdina

Caddy Williams, en Colorado, y Joanna Justice, en Wermelskirchen, se encontraban asistiendo el parto de sus perras con total normalidad cuando observaron que uno de los cachorros era asombrosamente diferente a los demás.

De un color verde tenue, pero brillante, los perritos se encontraban en un perfecto estado de salud, pero su apariencia parecía indicar lo contrario. Por suerte, Williams había visto poco antes un documental sobre un caso similar y Justice se tranquilizó ante el veredicto del veterinario.

Los cachorros, totalmente verde en el caso de Mojito y con manchas oscuras cubriendo su cuerpo del color de la menta en el de Verdant, eran una muestra típica de tinción por bilverdina. Se trata de un pigmento verde, resultante del metabolismo de la hemoglobina, que puede entrar en contacto con los animales cuando aún se encuentran en el útero. Esto no supone ningún riesgo para ellos y, de hecho, según explicaba al medio de noticias alemán Deutsche Presse-Agentur el veterinario Christian Dimitriadis, desaparece con el paso del tiempo. Es algo raro, pero más frecuente de lo que podríamos llegar a creer, especialmente en canes de color blanco o muy claro, como los dos recién nacidos.

Tener perro puede salvarte la vida: así contribuyen estas mascotas a tu salud cardiovascular

No son los primeros ejemplos conocidos de perros con colores que se salen de la escala cromática habitual. Aparte de haberse documentado otros nacimientos de perritos verdes, en 2017 se reportaron en la India varios casos de canes azules, a causa de la contaminación originada por los residuos industriales vertidos diariamente al río Kasadi. Aunque el consumo de agua del mismo está más que prohibido, los animales no entienden de prohibiciones, por lo que a menudo acudían a él en busca de comida, pudiendo entrar en contacto con algún producto que tiñera su pelo de este modo. Este es un claro ejemplo del peligro de no eliminar correctamente los desechos procedentes de las fábricas. El otro es un caso mucho más simpático de la cantidad de sorpresas que nos puede dar la vida. Si Hulk adoptara un perro, está claro que le gustaría que fuese uno de estos cachorritos, aunque la coloración solo le durara un par de semanas.

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.