Este jueves Mark Zuckerberg dio el discurso previsto sobre libertad de expresión en la Universidad de Georgetown. Durante el mismo, de 35 minutos de duración, apeló a la Primera Enmienda de la Constitución estadounidense, tras las presiones de distintos grupos políticos y ciudadanos por tomar control sobre la difusión de contenido falso, especialmente cuando este llega en forma de anuncios por los propios líderes y partidos.

Lo hace tras duras críticas por la senadora Elizabeth Warren, que denominó a Facebook como "una máquina de desinformación con ánimo de lucro". Con las elecciones presidenciales de Estados Unidos en 2020, la oposición intenta confrontar las dinámicas de explotación de esta red social con fines políticos, como las que fueron patentes tras el escándalo de Cambridge Analytica, que ayudó a llevar a la presidencia a Donald Trump.

Mark Zuckerberg afirmó que "prohibir los anuncios políticos favorece a los implicados y a quienquiera que los medios de comunicación cubran", resaltando que apenas suponen una fracción ínfima en sus ingresos publicitarios. "Todavía puedes decir cosas controvertidas, pero tienes que apoyarlas con tu identidad real y enfrentarte a la responsabilidad", añadió.

Este acercamiento se aproxima al defendido por Twitter, de no censurar a los políticos incluso aún cuando estos incumplan las normas de la plataforma, porque estos mensajes forman parte del discurso político.

Libertad de expresión, Martin Luther King y China

En su respuesta, Zuckerberg planta cara, enfrentando las peticiones al control que ejerce China sobre algunos de sus rivales, operando también en Estados Unidos, entre los que se encuentra Tik Tok y al que menciona directamente:

"Hace una década, casi todas las principales plataformas de Internet eran estadounidenses. Hoy, seis de las diez primeras son chinas. Estamos empezando a ver esto en las redes sociales. Mientras que nuestros servicios, como WhatsApp, son utilizados por manifestantes y activistas en todas partes por su fuerte cifrado y protección de la privacidad, en TikTok, la aplicación china que crece rápidamente en todo el mundo, las menciones de estas protestas son censuradas, incluso en los Estados Unidos."

Esta postura contrasta, no obstante, con el intento durante años por entrar en el mercado de la mayor potencia asiática, que resultaron infructuosos, y a los que renuncia con una postura tan abiertamente crítica.

Durante el discurso, Zuckerberg se apoyó en los precedentes de Martin Luther King. Bernice King, la hija del asesinado activista, respondió en Twitter criticando la utilización de estas campañas políticas: "Me gustaría ayudar a Facebook a entender mejor los desafíos que afrontó MLK desde las campañas de desinformación lanzadas por los políticos. Estas campañas crearon una atmósfera para su asesinato".

Curiosamente, en el discurso sobre libertad de expresión pronunciado por Zuckerberg, se recogieron preguntas de los estudiantes de la Universidad de Georgetown previamente a su exposición, se aceptaron preguntas de parte de la prensa.