HBO estrenó la esperada serie encabezada por Damon Lindelof, Watchmen. Sabemos bien que se trata del título basado en los míticos cómics de Alan Moore y Dave Gibbons, publicados entre 1986 y 1987. Aunque Gibbons ha dicho que tiene cierta expectativa por la serie, Moore, como es su costumbre, se ha mantenido al margen de todo comentario e incluso se ha especulado que mantiene su rechazo a esta y cualquier otra adaptación.

Aun sin el apoyo de Moore, los fans de Watchmen han esperado por meses el reciente estreno de la serie de HBO. En Hipertextual tuvimos la oportunidad de disfrutar los primeros seis episodios de la temporada (la entrega se conforma por 9), y acá repasamos lo que nos ha parecido, sin spoilers.

Todo lo que deberías saber antes del estreno de ‘Watchmen’ en HBO

Una serie como ninguna otra

Desde que fuera anunciado que HBO estaba desarrollando una adaptación de Watchmen se han levantado toda clase de expectativas y opiniones. Una de las cosas más sorprendentes en su momento fue saber que Damon Lindelof, el creador de Lost y The Leftovers, sería el showrunner. Más tarde nos sorprendieron los fichajes para el reparto, entre los principales se encuentran: Regina King, Tim Blake Nelson, Jeremy Irons y Jean Smart, entre muchos otros.

El impresionante grupo de actores no es lo único destacado en Watchmen. También lo es su confección en general: la historia, la dirección y muchos detalles que desde ya podemos decir conforman una de las mejores series de HBO. Debemos recordar que la adaptación de Lindelof no se basa en los cómics originales, ni en las secuelas de los mismos, sino en el universo de Watchmen, lo cual levantó no pocas dudas de si este camino sería el correcto para revisitar el entramado mundo propuesto en la novela gráfica de Moore y Gibbons. Sin duda la serie es un acierto en toda la regla, pues saca provecha de los elementos que le convienen a su propósito, y esta jugada da como resultado una historia atrayente, enredada —de otra forma no sería Lindelof, claro— con una estrategia narrativa extraordinaria.

Un tema que no pasa de "moda"

Existe un impactante hecho de la vida real que enmarca la historia de Watchmen: los disturbios raciales de Tulsa de 1921, los cuales fueron la culminación de un conflicto racial que se fue cocinando a fuego lento en la ciudad de Oklahoma. En los disturbios grupos de población blanca atacaron a la comunidad afroamericana, principalmente a un próspero grupo llamado por los atacantes como "The Negro Wall Street". En esa revuelta perdieron la vida decenas de personas y muchas otras resultaron heridas.

En Watchmen se recoge este lamentable hecho para dar vida a una historia que en muchos puntos confronta el problema racial que sigue vigente y encendido en la sociedad estadounidense. Sin duda la serie pone en primera fila los principales posicionamientos radicales del conflicto y va desentrañando con esto un montón de temas interesantes, tanto para reflexionar sobre lo que sucede en la vida real, como de otras cuestiones más de la ficción pero que, así mismo, reflejan situaciones reales trascendentes, así como el clima de una época tan compleja como la actual.

Al paso de los episodios, Lindelof va desenredando poco a poco su historia, con muchos puntos sueltos que debemos ir uniendo. Esto hace que Watchmen se disfrute muchísimo y que nos mantengamos atentos a toda clase de detalles interesantes. De hecho, es uno de esos títulos en los que no debemos perder atención a lo que sucede, a lo que cada personaje oculta y entender la historia según quien nos la esté contando en ese momento. Porque, y esto es uno de los puntos fuertes de la serie, la historia no tiene una sola vertiente, sino muchas, tantas como narradores de la misma . Los episodios están contados a través de distintos personajes y por tanto iremos uniendo cabos sueltos de cada uno. Una fórmula fascinante.

Watchmen tiene muchos elementos que sorprenderán a los fanáticos de los cómics, aunque no es necesario haberlos leído para entender la serie. El mundo distópico de Watchmen será uno que marcará un antes y un después en la ficción. Resulta muy significativo que rinde tributo a un montón de elementos de la ciencia ficción; también, y no podría ser de otra forma, a la novela gráfica en la que se basa. Por otro lado, la serie tiene un tratamiento visual y de dirección muy destacados, sin duda es un título que se disfrutará en grande.

No sobra decirlo aunque el reparto casi lo obvia, pero las actuaciones son magnificas. Regina King siempre destaca en los papeles que realiza, y ahora como la agente Angela Abar (aka Sister Night) nos regala a un personaje fuerte, complejo y memorable. Por su lado, el grandioso Tim Blake Nelson da vida a Wade / Looking Gass y Jean Smart interpreta de forma magnífica a Laurie Blake. Por supuesto Jeremy Irons hace lo propio y nos conquista con su extrañísimo Adian Veidt. Estos dos personajes provienen de los cómics, y nos demuestran en la serie que aun tienen mucho que contarnos.

Así pues, no perdamos de vista a Watchmen, pues estamos ante un título como ningún otro, de esos que han hecho de Lindelof un showrunner —para bien y para mal— inolvidable. Sabemos bien que tiene sus detractores, pero no podremos negar que se trata de un creador destacado y arriesgado; además, en este título de HBO llega con una carrera mucho más madura, y se nota.

Watchmen se estrenó este 20 de octubre en HBO y se estará emitiendo un nuevo episodio cada domingo hasta el 15 de diciembre. La primera temporada cuenta con 9 capítulos.