– Oct 29, 2019, 8:01 (CET)

Los mejores trucos para exprimir tu iPad con iPadOS

Apple se ha esforzado en convertir tu iPad en un dispositivo profesional. De ahí nace iPadOS, su versión mejorada de iOS para sus iPads domésticos o profesionales.

Un sistema operativo para cada dispositivo. Esa es la estrategia de Apple: macOS para los Macs, iOS para iPhone, tvOS para Apple TV, watchOS para Apple Watch y, el más reciente, iPadOS para los dispositivos iPad.

Durante años, iOS ha hecho malabares para contentar tanto a los usuarios de iPhone como de iPad, pero a medida que ambos dispositivos se volvían más complejos e introducían mejoras y funcionalidades alejas las unas de las otras, Apple tomó la decisión de dividir su sistema operativo móvil. Y el resultado de iPadOS es espectacular en todos los sentidos.

Tanto si tienes un iPad, un iPad mini, un iPad Air o un iPad Pro, iPadOS consigue sacar partido de todo cuanto puedes hacer con este dispositivo táctil que podemos usar en casa, en el trabajo o en cualquier contexto.

A continuación resumimos las novedades más destacadas de iPadOS y algunos de los trucos que te ayudarán a disfrutar más de tu iPad.

Novedades de iPadOS

La pantalla de tu iPad permite ver mucha más información y elementos que un iPhone. De ahí las funciones conocidas como Slide Over y Split View, que permiten ver a la vez dos aplicaciones. Ahora, además, es posible combinar dos o más apps en modo Slide Over encima de la aplicación principal.

Siguiendo con el aprovechamiento de la pantalla, iPadOS permite dividir la pantalla en dos con la misma app, algo que hasta ahora sólo era posible en Safari pero que se amplía a más aplicaciones de manera que podemos editar dos documentos a la vez, por ejemplo.

Los widgets y la pantalla de inicio también tiene su papel en iPadOS, ya que en modo apaisado podemos anclar los widgets y así ver información en tiempo real al mismo tiempo que vemos los iconos de las aplicaciones.

La principal novedad de Safari es la posibilidad de capturar una página web entera y, además, editarla con texto, dibujos y comentarios.

El teclado flotante también es una novedad destacable, ya que nos permite mover el teclado por cualquier rincón de la pantalla y escribir con una mano sin molestias. Además, QuickPath facilita la escritura arrastrando el dedo por encima del teclado en vez de pulsar cada letra por separado.

Más novedades. Con iPadOS ahora podemos compartir archivos y carpetas de nuestro iPad así como ver el contenido de unidades de disco externas.

Modo oscuro, mejoras en la selección y edición de texto, gestor de descargas en Safari, más y mejores opciones de edición de fotos, etc. son otras de las novedades de iPadOS 13. Y, ahora, a por los trucos.

El teclado flotante

Hasta ahora, el teclado de iPadOS tenía dos modos, el de toda la vida, que se muestra en la parte inferior y el dividido, que se parte en dos a izquierda y derecha de la pantalla y que podemos subir o bajar si mantenemos pulsado el icono de la esquina inferior derecha y lo arrastramos arriba o abajo.

Pulsando en ese icono podemos cambiar de modo de teclado con las opciones Dividir y Acoplar y fusionar. Y si tenemos el teclado dividido y pulsamos ese icono, arrastraremos el teclado hacia abajo hasta fusionarlo. Lo mismo ocurre si el teclado está unido y lo arrastramos hacia arriba.

Por último, pulsando en ese icono y seleccionando la opción Flotante activaremos el nuevo teclado. Manteniendo pulsado la parte inferior del teclado lo podremos arrastrar por la pantalla, y para devolverlo a su forma original, bastará con arrastrar hacia abajo de la pantalla.

Otra particularidad del teclado flotante es que permite escribir arrastrando el dedo por las letras en vez de pulsarlas por separado. Así escribiremos más rápido ya que no tenemos que levantar el dedo de la pantalla.

Ver las aplicaciones abiertas

Lo que en macOS se ha llamado Exposé ya está disponible en iPadOS para facilitar que veamos las ventanas abiertas de un solo vistazo, una manera más rápida y visual para cambiar entre apps.

El Exposé de iPadOS se activa de dos maneras, bien pulsando dos veces el botón Home o bien deslizando un dedo desde la parte inferior de la pantalla hacia arriba.

Una vez activado, es posible movernos por él deslizando un dedo hacia los lados. Y para abrir cierta ventana o app, bastará con pulsar en ella.

Si lo que queremos es ver las ventanas abiertas de una única aplicación, deberemos pulsar en su icono de app y luego elegir la opción Mostrar todas las ventanas.

La barra de desplazamiento

En PC y Mac estamos acostumbrados a movernos por una página empleando la barra de desplazamiento, ya que así es más rápido que pulsando los botones correspondientes o con los atajos de teclado. En iPadOS ahora también podrás usar esa barra.

Desde cualquier aplicación donde abras un documento o página web que ocupe más que la pantalla, podrás desplazarte arriba o abajo si pulsas en la esquina derecha y deslizas el dedo. Al principio el desplazamiento es lento, pero si mantienes pulsado el indicador de desplazamiento podrás subir y bajar más rápido.

Seleccionar, copiar y pegar texto

Hasta ahora, para seleccionar texto en cualquier aplicación, pulsábamos en una palabra hasta ver las opciones Seleccionar o Seleccionar todo. Luego debíamos mover los iconos correspondientes para seleccionar más o menos texto. Finalmente, desde el menú contextual podíamos copiar o pegar esa selección.

Esta opción sigue activa en iPadOS, pero además introduce mejoras y nuevas maneras de copiar y pegar texto. Primero seleccionamos el texto como siempre, luego pellizcamos con tres dedos para copiar, veremos la palabra Copiar si todo va bien. Luego vamos a la aplicación donde queramos pegar el contenido copiado y entonces hacemos el gesto inverso a pellizcar con tres dedos.

Para deshacer una acción, podemos hacerlo deslizando tres dedos hacia la izquierda. Y para rehacerla, desliza tres dedos hacia la derecha.

En cuanto a seleccionar texto, ahora resulta más simple, ya que cuando pulsamos encima de una palabra, podemos movernos hacia arriba o hacia abajo para ampliar la selección a una frase o párrafo enteros.

Accesos directos en los iconos de apps

En iOS, para eliminar una aplicación debíamos pulsar encima del icono de la app y luego pulsar en la equis. Pero, en iPadOS, cuando pulsamos el icono, en primer lugar vemos un menú contextual con distintas opciones según la app en cuestión.

Para eliminar una app, deberemos mantener pulsado el icono más tiempo que antes. Y si pulsamos como antes, tanto en el escritorio como en el Dock, veremos un menú que, por defecto, muestra las opciones Reordenar las apps y Compartir.

Con Reordenar las apps puedes desinstalar aplicaciones, y con Compartir podemos abrir el menú Compartir que hasta ahora sólo veíamos dentro de aplicaciones concretas y que permite enviar el enlace de la app en cuestión a través de redes sociales o de cualquier aplicación compatible.

Pero lo mejor de todo es que en ciertas aplicaciones como Mail, Safari, Google Drive o Archivos, veremos opciones personalizadas. En Google Drive y Archivos, por ejemplo, podemos ver los archivos más recientes para abrirlos directamente. Con Mail puedes crear un nuevo mensaje, buscar mensajes anteriores o acceder a la bandeja de entrada. Y con Safari, podrás abrir directamente la lista de lectura, los marcadores, abrir una nueva pestaña o pestaña privada, etc. Las posibilidades son infinitas, solo tienes que ir probando con cada aplicación.

Pantalla partida

Aunque la función no es nueva, sí que se ha mejorado considerablemente. En iPadOS podemos aprovechar el iPad en modo apaisado para ver dos ventanas a la vez, tanto de dos apps diferentes como de la misma.

La manera más rápida es abriendo la app principal y luego deslizar el dedo desde la parte inferior de la pantalla hacia arriba. Así veremos el Dock. Arrastramos el icono de la segunda app que queremos abrir hacia arriba y así colocaremos la ventana correspondiente. Si por ejemplo tienes abierto Safari y arrastras el icono de Safari, podrás abrir dos ventanas a la vez. Con la barra del medio tú decides qué ventana ocupa más espacio o si ocupan el mismo.

Deslizando la segunda ventana de arriba abajo la cerraremos y volveremos a la ventana única.

Y en el caso de las ventanas flotantes, puedes ocultarlas pulsando y arrastrando la ventana desde la esquina izquierda hacia la derecha. Pulsando y arrastrando desde la parte inferior de esa ventana flotante hacia arriba, veremos las aplicaciones integradas en esa ventana, que ahora permite tener varias y alternar entre ellas.