HBO acaba de mostrar el primer avance de la serie El visitante, la adaptación para televisión del libro homónimo del escritor Stephen King publicado en el 2018. Con un elenco encabezado Ben Mendelsohn (Bloodline, Ready Player One) y el reciente ganador del premio Emmy Jason Bateman (Ozark, Arrested Development), el show contará en diez episodios la misma historia del libro.

‘Watchmen’, la ambiciosa adaptación de HBO, conquista sus más altos cometidos

Con una atmósfera siniestra, oscura y extrañamente tensa, el trailer mostró lo que parece ser el ambiente general del futuro show, que narrará la historia de las misteriosas fuerzas que rodean el asesinato de un niño de once años en una localidad rural de EE.UU.. Como otras tantas novelas de Stephen King, El visitante es una curiosa mezcla entre lo sobrenatural y lo cotidiano, algo que las primeras escenas de la serie muestran con un ritmo singular. Para la ocasión, Mendelsohn encarnará a Ralph Anderson que aún en medio del luto por la muerte de su propio hijo, llevará adelante la investigación del espantoso crimen junto a Holly Gibney (Cynthia Erivo) quien intentará ayudarle a “explicar lo inexplicable”.

Una mirada a lo misterioso

La novela se convirtió en uno de los libros más leídos del año pasado después de lograr mezclar con éxito el horror y un drama detectivesco de tintes siniestros. A mitad de camino entre ambas cosas, el libro narra la extraña historia de cómo Terry Maitland, hombre intachable, buen esposo y ciudadano ejemplar (además del entrenador de béisbol de ligas juveniles) es acusado del cruel asesinato de un niño.

De figura apreciada, querida y respetada, Maitland se transforma muy pronto en un paria sino también en el chivo expiatorio de los peores dolores y terrores de un pueblo obsesionado con su culpabilidad. Aún peor. Maitland ha formado parte de la vida de la mayoría de quienes le acusan (la mayoría de los personajes le conocen por haber sido entrenador en algún momento dado de su hijo, nieto, sobrino) lo que hace la confusión y la ira acerca de su culpabilidad aún más dura de asimilar.

Stephen King escribió una escena completamente nueva para ‘It: Chapter Two’

La investigación corre a cargo del detective Ralph Anderson, que, como todo el resto de los personajes de la trama, también conocía a Maitland lo suficiente como para agradarle (esa visión periférica y tangencial de un hombre corriente dentro un espacio corriente) y a quien le lleva esfuerzos comprender que pudo cometer un crimen tan atroz. No obstante, la evidencia —y al principio de la novela, todo parece resumirse a lo comprobable— apunta a que no solo es culpable, sino que, de hecho, es el único sospechoso en medio de una situación enrevesada y difícil de digerir.

King juega entonces con la línea temporal, el narrador y las pequeñas estructuras argumentales —de la prosa en tercera persona va a los testimonios y declaraciones, de una forma muy parecida en que lo hizo en los primeros capítulos de It— y crea la sensación que la historia tiene un único objetivo o mejor dicho, una sola forma de comprender el motivo y la percepción sobre lo moral y lo ético. Pero como siempre, King encuentra una arista no explorada sobre el tema —en esta ocasión, la culpabilidad, la acusación colectiva y la percepción de lo ético en medio del estigma— y lo transforma en algo por completo nuevo y lóbrego.

Con su estupenda documentación legal —es notorio que King se tomó una buena cantidad de tiempo para construir una visión del sistema legal creíble— pero sobre todo, su lenta aproximación a la culpa como hecho casi fortuito, de pronto la novela toma el riesgo de contradecirse en sus líneas más elementales y es entonces, cuando el mejor estilo King sale a relucir. Maitland tiene una sólida, comprobable y sustentable coartada además una grabación de vídeo en la que puede constatar que se encontraba en otra ciudad al momento en que ocurrió el crimen del cual se le acusa. De manera que ahora Anderson deberá lidiar con un caso por completo distinto y también con la singular sensación que algo sin explicación está ocurriendo en mitad de todo el misterio que trata de resolver, sin lograrlo.

Un buen comienzo de año

El visitante se estrenará el 12 de enero del 2020 en dos episodios consecutivos, ambos dirigidos por el actor Jason Bateman, que también es el productor ejecutivo del programa. Detrás de los créditos del guión, se encuentra Richard Price, un veterano conocido por su participación en las ya clásicas The Wire y The Night Of. El resto del equipo detrás de cámara incluye a Andrew Bernstein, Marty Bowen para Temple Hill Entertainment, Jack Bender, Michael Costigan para Aggregate Films, y Dennis Lehane, quienes tendrán a su cargo los últimos seis episodios de la serie.

¿Logrará la adaptación de HBO emular el clima inquietante de una historia llena de segundas lecturas y una nueva dimensión sobre el género del suspenso? Solo resta esperar al venidero mes de enero para comprobarlo.

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.