Cuando Porsche anunció su primer eléctrico, el Taycan, una de las grandes ventajas, por encima de la competencia que promocionaron, era la construcción de la batería con una capacidad de aguantar las más altas exigencias que se le suelen hacer a un deportivo, sin perder potencia.

Para conseguirlo desarrollaron un sistema avanzado de refrigeración líquida, tanto en los motores como en las baterías, manteniendo así todas las capacidades necesarias para obtener el mismo rendimiento, sin importar cuántas veces se realizan aceleraciones extremas. En algunas pruebas, hechas por medios especializados, se podía comprobar cómo evitaba pérdida de prestaciones a pesar de un trato bastante exigente.

Gran parte del motivo por el cual promocionan este tipo de pruebas es porque el Tesla Model S, después de varias aceleraciones punta, empieza a perder desempeño de forma significativa. Es parte importante del motivo por el cual, cuando se puso cara a cara con el Taycan en el programa de TV, Auto Mobil, en cada prueba su desempeño era menor.

El Tesla Model S cuenta con dos tubos de refrigeración por módulo, pero el Model 3 tiene siete por lo cual, en teoría, debería funcionar mejor en condiciones similares de aceleración y exigencia.

Para comprobarlo, Bjørn Nyland ha hecho una prueba de rendimiento con 27 aceleraciones de 0 a 200 kilómetros por hora con un Model 3 versión Performance —que además tiene el Track Mode que aumenta la temperatura de baterías y motor además de activar un sistema de refrigeración más agresivo— y el Taycan.

Sorprendentemente el Model 3 Performance supera al Taycan. Durante la prueba realizada por Nyland fue capaz de realizar 27 aceleraciones consecutivas de 0 a 200 kilómetros por hora a lo largo de 28 minutos. La pérdida del desempeño en la aceleración fue bastante bajas: 23 aceleraciones de 16 segundos con las 4 restantes de casi 18 segundos

Por otro lado el Porsche Taycan, en la misma prueba, duró 55 minutos, con aparentes descansos de unos dos minutos entre cada prueba, a diferencia del Model 3 Performance que no realizó descanso alguno.

Aunque este tipo de pruebas en situaciones reales son prácticamente irrelevantes —casi nadie hace ese tipo de aceleraciones consecutivas durante un viaje— nuevamente demuestra la superioridad técnica que sigue teniendo Tesla en relación a sus competidores y la capacidad que tienen de producir productos sumamente capaces por precios muy competitivos.

El Model 3 Performance, tope de gama, con todos los extras posibles tiene un precio de 75.830€ (con aceleración de 0 a 100 en 3,4 segundos). El Porsche Taycan más barato asciende a 108.337€ en su versión básica sin extras.

Automatiza el Tesla Model 3 con etiquetas NFC