Netflix ha estrenado El Camino: una película de Breaking Bad, una película escrita y dirigida por Vince Gilligan, creador de la serie, que funciona como un epílogo a su final emitido originalmente en 2013.

La película muestra el recorrido de Jesse Pinkman (Aaron Paul) justo después de los eventos del final de la serie y da mucho más contexto sobre muchas de las cosas que le ocurrieron mientras estuvo secuestrado por el grupo de nazis de Jack Welker (Michael Bowen) y su relación con Todd Alquist.

(Spoilers de El Camino a continuación)

Al final de la película, cuando Jesse Pinkman finamente es capaz de pagar a Ed, el personaje protagonizado por Robert Forster que se encarga de desaparecer personas. En una escena final, significativa, llegan a Alaska, donde hablan de su nueva identidad y la posibilidad de empezar, finalmente, desde cero.

Antes de irse, Ed entrega todos sus nuevos documentos de identidad a Jesse y a su vez Jesse le da una carta a Ed en un sobre verde. Los contenidos de la carta no son revelados, pero al final se puede ver, brevemente, a quien está dirigida: Brock Cantillo.

El historial de Jesse con la familia Cantillo es larga y empieza cuando conoce a su madre, Andrea Cantillo en la tercera temporada en una reunión de narcóticos anónimos.

Más delante se revela que Walter White fue quien envenenó a Brock en un plan macabro para lograr que Jesse se vaya en contra de Gus Fring.

Después en la quinta temporada Todd Alquist asesina a Andrea como castigo por traicionar a la pandilla nazi de su tío Jack. Pero además Jesse, sin querer, causó la muerte del hermano pequeño de Andrea, Tomás Cantillo.

De hecho, durante El Camino, cuando Todd libera temporalmente a Jesse para que lo ayude con el cuerpo de la asistente doméstica que mató, dijo "Si tratas, tu sabes, de escapar, voy a tener que visitar al niño. Quedará fuera de mis manos. El tío Jack te hizo esa promesa y va a cumplirla".

Es parte importante del motivo por el cual, cuando Jesse encuentra la pistola en la guantera del coche, no mata a Todd. En realidad no quiere que el grupo de nazis busquen, encuentren a Brock y terminen matándolo.

Lo cual nos lleva al final de El Camino: Jesse Pinkman entregando una carta a Ed, y sin revelar los contenidos, se puede ver brevemente a quien va dirigida: Brock Cantillo.

Nunca nos enteramos qué decía, pero en una entrevista, Aaron Paul explicó que Vince Gilligan escribió el texto de la carta y que el actor grabó la voz en off leyéndola, pero que al final decidieron cortarla.

El actor también manifestó que le gustaría que en algún momento se revelen los contenidos y la voz de él leyéndola, admitiendo que se trata de uno de los textos más bonitos y más tristes que ha visto, además de ayudar a que Jesse pueda cerrar el círculo.