Una de las prácticas más habituales entre los usuarios de los servicios de streaming es, sin duda, compartir sus cuentas entre varios usuarios, y si no, compartir las contraseñas de acceso para adelgazar los costes que supone pagar una suscripción mensual. De hecho, las cuentas compartidas se han convertido en un problema para plataformas como Spotify, que recientemente anunciaba una serie de cambios para limitar las cuentas compartidas de Spotify Familiar que usan personas que no son de la misma familia.

Este asunto también preocupa a Netflix, que está estudiando la forma de limitar el uso de cuentas compartidas, aunque todavía no tiene un plan para limitar este comportamiento de sus usuarios. Al menos así se desprende tras una entrevista al director financiero de Netflix de la que se han hecho eco sitios como mobilesyrup, en la que el directivo ha revelado que están buscando formas amigables de limitar esta práctica:

Estamos analizando la situación y buscaremos esas formas amigables para el consumidor. Sin embargo, Netflix no tiene grandes planes para anunciar en este momento

Y es que al ser un práctica habitual, limitar la cuentas compartidas en aquellos casos en los que se hace un uso legítimo de las mismas puede suponer un rechazo para un gran número de usuarios, que ha encontrado en compartir contraseñas una forma de recudir el precio de su consumo de ocio y, por extensión, que no le merezca la pena piratear los contenidos que tiene disponibles por un par de dólares al mes.

Sea como sea, estamos seguros que como en el caso de Spotify, Netflix cortará de raíz el uso de cuentas compartidas fuera del ámbito familiar, al menos desde el punto de vista del uso masivo de varios usuarios a una misma cuenta, por ejemplo, de dos pantallas.