Un nuevo episodio de American Horror Story: 1984 ha sido emitido, se trata del 9x03, llamado "Slashdance". Y tal como lo promete su nombre, en el capítulo veremos una gran danza de cuchilladas, pero además descubriremos que los personajes que hemos seguido hasta el Redwood Camp ocultan muchas cosas.

Te recordamos que no debes seguir leyendo si no has visto el episodio.

"Slashdance" comienza justo donde nos quedamos la semana pasada: alguien toca a la puerta insistentemente y dentro de la cabaña está un grupo de jóvenes aterrorizados. Sin embargo, el que toca no es Mr. Jingles, sino del Merodeador, ¿qué será peor? El grupo intenta bloquear las entradas y salir de ahí, tienen el plan de huir. Este tipo de escenas, de hecho la gran mayoría de las que hemos visto en AHS: 1984 desde el primer capítulo, son calcas del género. Es decir, en la serie encontraremos una y otra vez los recursos que tanta fama dieron a las películas Slash en los años ochenta pero que, por la misma razón, se convirtieron pronto en un lugar común. Claro que esto no nos impedirá disfrutar de la temporada que ha preparado Ryan Murphy y compañía, de hecho es muy posible que estemos ante un recurso conocido pero que nos es presentado de forma fresca.

Lo más interesante de este este episodio son los muchos secretos que cada uno de los personajes está ocultando. La semana pasada supimos que Xavier estaba huyendo o al menos intentando darse tiempo para pensar sobre el trabajo de acompañar a hombres mayores y "complacerlos". También nos enteramos del difícil pasado de Brooke, pues su exnovio celoso convirtió su boda en una masacre. Pero lo más sorprendente nos fue revelado en este nuevo episodio: que todo lo que está sucediendo en Redwood Camp es obra de Rita, o al menos de la Rita que conocimos hasta ahora.

Sin duda se trata una de las revelaciones más destacadas de lo que llevamos de la temporada, pues Rita (Angelica Ross) propició todo el horror de Redwood Camp. Y es que ella fue a visitar a Mr. Jingles con la intención de comprender su mente, el problema es que no quiere hacerlo en un ambiente controlado como el hospital, sino que Mr. Jingles actúe en su "estado natural". Le dice que van a reabrir el campamento y le indica todos los pasos que tiene que seguir para verlo en acción.

Aun no sabemos más sobre el macabro plan de Rita, sin embargo, sí que podemos deducir que no es algo bueno, pues ella toma el lugar de la verdadera enfermera Rita y la ha mantenido secuestrada en una cabaña alejada, lo peor es que cuando la encuentran los muchachos ella intenta escapar y Mr. Jingles le da una muerte bastante sangrienta. El comportamiento de Rita es bastante siniestro pues ha estado engañando a todo el mundo, excepto, paradójicamente, a Mr. Jingles. Con el flashback que se hizo de su historia, ella se había presentado a la directora de la clínica como una experta en el tema de los asesinos en serie, algo así como el equipo de Mindhunter, pero con móviles psicópatas y no científicos.

Otro personaje que nos confesó el verdadero motivo por el que se encuentra en Redwood Camp fue Ray (DeRon Horton). Esto sucedió cuando él y Chet (Gus Kenworthy) caen a un pozo, a una trampa con estacas, con lo que Chet resulta herido. Ray piensa que su compañero ha muerto y le confiesa que en una novatada en su hermandad orilló a un chico a beber de más y luego este sufrió una caída por las escaleras. Luego, como pensó que estaba muerto, lo llevó en auto a un precipicio para fingir un accidente, sin embargo, todo fue a peor porque en ese momento despertó el muchacho, sin embargo, no pudo evitar que cayera al barranco. Esta escena tan tétrica y memorable nos recuerda por qué este show se convirtió en un favorito del horror, ojalá tengamos más de estas genialidades. Lo peor es que Chet no estaba muerto y Ray decide dejarlo ahí y huir, a pesar de que el propio Chet lo había salvado antes de las garras del Merodeador. Sin embargo, el destino le tiene un castigo: ser decapitado por Mr. Jingles al huir en motocicleta sin Montana, sí, porque una vez más se comportó de forma egoísta.

Como si la locura en Redwood no fuera poca, nos enteramos que los chicos del pueblo organizan "el día de Mr. Jingles". En el aniversario de la masacre del campamento se disfrazan de este asesino para salir a asustar gente y divertirse, porque... ¡por qué no! Sin embargo, el grupo de amigos bromistas pronto se encontrarán con el verdadero Mr. Jingles y con un valiente Trevor que avienta a la trampa al que él cree es el asesino pero resulta uno de los chicos que "celebran" esta peculiar fecha. Sin duda les salió bastante mal su festejo.

Además de las muertes de los muchachos disfrazados de Mr. Jingles y de las confesiones de Ray y Rita, lo cierto es que el final cierra con otra revelación también impactante: Montana y Richard se conocen. Ambos se quedan solos y luego de un momento de tensión se besan y ella le dice: ¿Por qué has tardado tanto en matarla? Deducimos que se refiere a Brooke, pero ¿por qué quieren asesinarla? ¿Qué esconden ambos personajes? ¿Quién nos está diciendo la verdad? A estas alturas ya solo la siniestra directora del campamento, Margaret, es la única que ha sido transparente con sus intenciones, aunque sus razones de abrir Redwood nos sonaran extrañas parece la más cuerda del lugar.

En fin, en el próximo episodio llamado "True Killers" parece que tendremos respuestas a nuestras preguntas.

👇 Más en Hipertextual