Se dejó ver una parte de acuerdo hace poco tiempo, pero se ha querido aprovechar la celebración del South Summit 2019 para lanzar por todo lo alto la alianza.

La compañía isrealita Moovit se ha unido a la española Wondo con la idea de ocupar la cumbre de la gestión del transporte en España. Una relación que comenzó hace un año aproximadamente, pero que ha terminado en acuerdo. De esta manera, confluye el negocio de dos compañías del sector bajo una misma bandera. "Es un acuerdo a largo plazo, creo que es un buen negocio porque vamos a ofrecer un muy buen servicio en España y Portugal de aquí a un tiempo", explica Nir Erez, fundado de Moovit.

El acuerdo que definen como una relación a largo plazo, de momento rechazan cualquier potencial compra entre ambas compañías. Cualquier de las dos operaciones sería un potencial negocio para ambas partes. Moovit, enfocada al transporte público en 92 países y 3.000 ciudades, estaría entrando negociando con Ferrovial –creadora y propietaria de Wondo–. Una suerte de exit para la compañía de infraestructuras que hace años ni se pensaría la entrada en el negocio del transporte compartido. Por otro lado, para Ferrovial sería entrar en la liga de los emprendedores internacionales con una compra que les pondría en el panorama internacional.

Wondo, que ha vivido liberada de la presión de la financiación –después de todo, juega con ser la protegida de Ferrovial– ha trabajo del lado de las diferentes propuestas de movilidad. Patinetes eléctricos, motos o coches bajo su propia marca que permiten hacer uso de la aplicación sin la fricción de salir del lugar. Una diferencia que han puesto sobre la mesa otros competidores del sector y que, aún agregando más servicios, tienen la complicación de la integración de las APIs.

Por otro lado, Wondo cuenta con una ventaja y un elemento diferenciador que radica en un acuerdo de amistad con uno de los sectores más polémicos: el taxi. Haciendo uso de una de mas normas más nuevas para el colectivo del taxi, Wondo lleva tiempo trabajando con el negocio del precio cerrado en trayectos con reserva anticipada. Mucho antes que el renovado FreeNow (Mytaxi) y quizá con mejor opinión para el sector.

Quizá esta polémica y la peculiaridad del transporte en el país hayan sido los puntos esenciales para lo que, en palabras de Erez, "genera uno de los ecosistemas más completos". "La segunda ciudad en la que sacamos globalmente fue en Madrid. Creo que España es, específicamente en movilidad y transporte, una de los mejores países en cuando a conocimiento y talento de movilidad", añade.

Igualmente, Moovit ha visto la oportunidad: la unión del transporte privado y el público bajo una sola aplicación, ofreciendo además, las ansiadas tarifas planas. Y sumando el potencial para la generación de datos agregados de ambas entidades: hasta 5.000 millones de puntos de datos anónimos al día. De hecho, prácticamente se definen como una compañía de información –del transporte–: "Cuando empezamos la compañía, pensé que hay mucha gente que no utiliza sus coche personal, pero hay gente que necesita información para moverse. La información hoy en día no es sobre el transporte público, es sobre cómo moverse mejor del punto a al punto b. Nosotros decidimos dar esta información y hacer los cálculos para mejorar las alternativas de transporte", explica el fundador.

¿Rivales de los gigantes del transporte? La realidad es que Moovit ya es un gigante en sí mismo. Con más de 131 millones de dólares en financiación y presencia internacional, bien podrían competir con Google y sus mapas. Añaden, además, que "la competición está dividida en diferentes segmentos. El tema de la competencia es que podamos ofrecer el mejor servicio cada día y cuando provees a los usuarios del mejor servicio ellos vienen". Por lo que bajo su punto de vista, "no es necesario luchar contra Google".

👇 Más en Hipertextual