Tom Holland ha sido entrevistado por la revista GQ, y una de las preguntas tiene relación a la ruptura de las negociaciones entre Sony Pictures y Marvel Studios/Disney por el reparto de ganancias de las futuras películas de Spider-Man.

Recordemos: Sony sigue teniendo derechos de explotación sobre el personaje pero fue reiniciado para poder incluirlo en el Universo Cinematográfico de Marvel.

Al respecto, el actor explicó: "He vivido la época más grande de mi vida en tantos aspectos, como actor hicieron que mis sueños se cumplan. Sony ha sido muy bueno conmigo y el éxito global de Spider-Man: Lejos de casa es una prueba del apoyo, habilidades y lo comprometidos que están con la franquicia. El legado y futuro de Spidey queda en buenas manos con Sony. Estoy realmente agradecido y he hecho amigos para toda la vida durante esta experiencia".

Sabemos que Tom Holland es un actor joven y probablemente muy ingenuo, pero considerando quien está al frente de Sony Pictures actualmente, Tom Rothman, es difícil considerar que la franquicia est´å en buenas manos.

El ejecutivo, entre otras cosas, fue el responsable de que Deadpool no tenga su propia película por años y de hecho permitió que el personaje aparezca por primera vez en X-Men Origins: Wolverine con la boca cosida. También es el que aprobó el estreno de otros fracasos de taquilla —y de crítica— como Los Cuatro Fantásticos y Silver Surfer que efectivamente mató la franquicia por años o X-Men: The Last Stand, película responsable de tener que hacer un soft reboot de los mutantes en el cine.

¿Buenas manos? Debería estar aterrado de lo que Sony Pictures puede llegar a hacer con Spider-Man si las negociaciones entre el estudio y Marvel/Disney no se recomponen.

👇 Más en Hipertextual