Sony Pictures y Disney no lograron renovar su acuerdo para que Marvel Studios continuara produciendo las próximas películas de Spider-Man, según reporta Deadline. Por lo tanto, el superhéroe arácnido estaría fuera del Universo Cinematográfico de Marvel.

El mencionado medio señala en los últimos meses se generó una disputa entre las dos compañías por temas económicos. Los de Mickey Mouse querían que las ganancias se dividieran en un 50% para cada empresa, una propuesta que Sony rechazó totalmente. La firma de Japón pretendía que el porcentaje de Disney se mantuviera como el anterior acuerdo: 5% del primer dólar bruto, es decir, del día de estreno. Por supuesto, la entidad estadounidense se negó rotundamente.

De acuerdo a fuentes cercanas a la negociación, en camino vienen otros dos largometrajes de Spider-Man, ambas con Tom Holland de protagonista y bajo la dirección de Jon Watts. Si bien siguen en marcha, el conflicto no permitirá que Marvel Studios se involucre en su producción. Definitivamente, el gran éxito de las entregas recientes elevó las pretensiones de Disney.

De hecho, los impresionantes ingresos de Spider-Man: de regreso a casa y Spider-Man: Lejos de Casa estuvieron a punto de abrir la puerta a otros personajes de Sony. El reporte señala que Kevin Feige, director de Marvel Studios, sostuvo algunas reuniones con Tom Rothman, CEO de Sony Pictures, quienes hablaron sobre la posible inclusión de nuevas caras al UCM. Venom era una de las posibilidades, pero la recaudación de su película no convencía a Disney.

Tal parece que los dirigidos por el ratón no ha mostrado preocupación alguna por perder a uno de los personajes más emblemáticos de su universo. Y es que la reciente compra de Fox les permitirá tomar las riendas de los X-Men, Los 4 Fantásticos y Deadpool, franquicias con el suficiente potencial de generar nuevas minas de oro. Por su parte, Sony considera que puede sacar adelante los dos proyectos mencionados anteriormente.

Es importante recalcar que la información no ha sido confirmada por ninguna de las dos organizaciones. Si finalmente se concreta, sería un golpe significativo para el Universo Cinematográfico de Marvel. Tras los hechos ocurridos en Avengers: Endgame, Spider-Man estaba llamado a ser uno de los grandes referentes del millonario universo, aquel que lograría sustituir a Iron Man y el Capitán América.