Tim Cook, CEO de Apple,se encuentra estos días en Alemania visitando a los empleados y la comunidad de desarrolladores local. Allí, además de visitar el popular Oktoberfest de Múnich, ha concedido una entrevista al medio germano Bild, ofreciendo algunos detalles acerca de dos de los productos más relevantes del momento para la empresa de Cupertino: los iPhone 11 y la Apple Card.

Respecto a los recientes smartphones que han llegado al mercado, el directivo deja claro que las ventas están ofreciendo unos buenos resultados para la empresa, aunque no ofrece números concretos al respecto. "No podemos estar más contentos por cómo están yendo las cosas", ha asegurado Cook. "Ha sido un gran comienzo".

Tanto el iPhone 11 como el iPhone 11 Pro ofrecen mejoras sustanciales respecto a los dispositivos del año pasado, lo cual habría servido para incentivar las ventas en buena medida. El primero de ellos, además, ha visto reducido su precio de comercialización respecto al iPhone XR, a quien sucede.

Apple Card y su expansión internacional

El pasado mes de marzo la firma dio a conocer la Apple Card, su propia tarjeta de crédito que, emitida junto a MasterCard y Goldman Sachs, proporciona diferentes ventajas a los usuarios de dispositivos de la compañía. Con un lanzamiento inicial en Estados Unidos que comenzó hace apenas unas semanas, las cuestiones acerca de su lanzamiento internacional se elevan, algo a lo que ha contestado ahora el CEO.

Preguntado acerca de su llegada a Alemania por el citado medio, Cook ha asegurado que se encuentran trabajando en llevar la tarjeta fuera de Estados Unidos, confirmando que llegará a dicha región en el futuro. Hace hincapié, sin embargo, en las dificultades regulatorias que supone su despliegue:

Queremos ofrecer la tarjeta en cualquier lugar. Sin embargo, los productos bancarios tendrán que importarse país por país porque los bancos y las regulaciones son diferentes en todas partes.

Apple Pay fue un reto para la empresa en este sentido y, aunque a países como España apenas tardó un par de años en llegar a los primeros bancos tras el lanzamiento inicial en Estados Unidos, en territorios como Alemania no se ha hecho efectivo hasta finales de 2018 y comienzos del presente año. La Apple Card promete ofrecer, al menos, la misma complejidad de cara a su expansión a lo largo y ancho del mundo, por lo que, a pesar de las intenciones manifestadas por Cook, aún podríamos tardar en verla hecha realidad en Europa.