Aunque todavía no se ha presentado la consola, lo cierto es que ya conocemos muchos detalles que poco a poco Sony ha sido lanzando desde que por primera vez se revelasen sus especificaciones técnicas de la PS5. Sabemos la hoja de hardware de la consola, que una de sus bondades será la reducción de los tiempos de carga e incluso que la compañía está barajando también en esta generación una versión Pro.

Ahora, y con motivo de la Cumbre del Clima, la compañía ha querido dar una pista de una de las funciones ocultas que incluirá la consola para luchar contra el cambio climático. Y decimos oculta porque Sony ha confirmado que la PS5 tendrá una opción desactivada por defecto para que los usuarios puedan reducir el consumo energético de la consola en reposo.

Y es que una de las quejas más habituales de la PS4 es el consumo en modo reposo, puesto que aunque permite desactivar la alimentación de los USB, lo cierto es que tanto la Xbox One como la PlayStation 4 consumen en exceso cuando tenemos la consolas con un juego en marcha pero el sistema en stand-by. La ventaja es que el juego vuelve a cargar de forma instantánea donde lo hemos dejado (desconectado de los servidores, eso sí), a cambio de mayor consumo.

La consola PlayStation de próxima generación incluirá la posibilidad de suspender el juego con un consumo de energía mucho menor que PS4 (que estimamos que se puede lograr en alrededor de 0.5 W). Si solo un millón de usuarios habilitara esta función, ahorraría el equivalente al uso promedio de electricidad de 1,000 hogares en los Estados Unidos.

Los detalles de este modo de bajo consumo en reposo que incluirá la PS5 son desconocidos, pero suponemos que sacrificará un poco de inmediatez de arranque por un mejor consumo, lo que para la mayoría de los usuarios será una opción atractiva, pero que según parece habrá que activar manualmente, como ahora sucede con las opciones de la consola en reposo y la mencionada alimentación por USB.