Tras una espera que parecía interminable, Apple confirmó que los iPhone 11 Pro y 11 Pro Max incluirán, por fin, un cargador de 18W y un cable USB-C a Lightning. Esto permitirá aprovechar la capacidad de carga rápida de ambos teléfonos. Según la compañía, será posible alcanzar el 50% de la batería tras una sesión de carga de 30 minutos.

Si bien la carga rápida ya se ofrecía desde los iPhone 8 y iPhone X, es hasta ahora que finalmente renuncian al tan criticado conector de 5W. Y es que los de Cupertino no habían cambiado el cargador desde la primera generación del iPhone, la cual llegó al mercado en 2007. Sin duda, era uno de los aspectos que dejaban en desventaja al iPhone respecto a las propuestas de gama alta de otros fabricantes.

Eso sí, es preciso aclarar que el iPhone 11, sucesor directo del iPhone XR, mantendrá el cargador de 5W con cable USB-A. Si deseas sacar provecho de la carga rápida en este modelo, estarás obligado a pasar por caja nuevamente y comprar el de 18W por separado. Definitivamente es un añadido importante que los usuarios de la variante Pro agradecerán sobremanera.

Diversos reportes surgidos en semanas recientes indicaban que el iPhone de 2020 adoptará el puerto USB-C, por lo que el cable confirmado hoy puede ser una pista de que, efectivamente, el siguiente año se dará el salto hacia el estándar adoptado por toda la industria. A la espera de lo que suceda en 2020, el iPhone 11 Pro ya puede quitarse un peso de encima.