Facebook anunció la adquisición de CTRL-labs, una startup con sede en Nueva York; se especializan en permitir que los humanos controlen computadoras con la mente. Aunque el monto del acuerdo no ha sido revelado por las partes involucradas, fuentes de la cadena CNBC afirman que fueron 1.000 millones de dólares, aproximadamente. La compra se concretará una vez que sea aprobada por los organismos reguladores.

Thomas Reardonm, CEO y fundador de la empresa, pasará a formar parte de Facebook. El ejecutivo no solo tiene una amplia experiencia en el sector tecnológico, también es reconocido por ser parte del equipo responsable de desarrollar Internet Explorer. El resto de los empleados tendrán la oportunidad de unirse a la red social si así lo desean.

Los dirigidos por Mark Zuckerberg ya habían mostrado interés en adoptar este tipo de tecnologías; quieren lograr que las personas escriban texto con tan solo pensarlo. Building 8, el laboratorio de investigación de Facebook, trabaja desde 2016 en una interfaz cerebro-computadora, por lo que la incorporación de CTRL-labs les ayudará a reforzar su proyecto.

"Sabemos que hay formas más naturales e intuitivas de interactuar con dispositivos y tecnología. Y queremos construirlos. Por eso acordamos adquirir CTRL-labs. Se unirán a nuestro equipo de Facebook Reality Labs donde esperamos construir este tipo de tecnología, a escala, y llevarla a los productos de consumo más rápido", afirmó Andrew Bosworth, vicepresidente de experiencias de realidad virtual y realidad aumentada de Facebook, y concluyó:

Una tecnología como esta tiene el potencial de abrir nuevas posibilidades creativas y reimaginar los inventos del siglo XIX en un mundo del siglo XXI. Así es como nuestras interacciones en realidad virtual y realidad aumentada pueden verse algún día. Puede cambiar la forma en que nos conectamos.

Además, la cartera de patentes de North, compradas recientemente por CTRL-labs, también serán propiedad de los de Menlo Park. North creó un brazalete que puede medir con gran precisión los movimientos de una mano. Sus herramientas pueden ser aplicada a la realidad virtual, tecnología que Facebook domina a la perfección tras comprar Oculus VR en 2014.