Mientras Érase una vez en Hollywood sigue conquistando la cartelera y los fans y la crítica continúan exaltando la decima cinta de Quentin Tarantino, ya existen planes para que el largometraje siga ganándose al mundo ahora en versión miniserie. Según Brad Pitt, el propio director discutió con él la idea de extender el universo de la película en una adaptación para Netflix.

Esta idea surge luego de que The Hateful Eight fuera adaptada como miniserie y lanzada por la plataforma de streaming el pasado mes de abril, al menos en Estados Unidos. Así mismo se planea adaptar la ya célebre Érase una vez en *Hollywood, de la que según ha dicho Tarantino y otros involucrados en la película hay bastante material extra, pues el primer corte de esta cinta fue de cuatro horas con 20 minutos. La duración final de la cinta es de dos horas y 40 minutos, así que de concretarse este proyecto estaríamos ante una versión extendida muy interesante.

El productor David Heyman ha dicho que quedaron fuera del corte final escenas de Julia Butters, actriz de 10 años que forma parte del reparto e interpreta a Trudi, que le valdrían el Oscar. Pero eso no es todo, claro, se está hablando de al menos dos horas de material extra que no se vio en el producto final.

Tarantino ha contado que fue la gente de Netflix quien le propuso realizar una adaptación de The Hateful Eight si tenía material extra y que le encantó la idea, pues además de sí contar con el metraje inédito, pensó que el formato de miniserie le daría una versión distinta pero interesante de la película.

Érase una vez en Hollywood se estrenó el pasado mes de agosto y continúa en cartelera. Hasta el momento ha recauda casi los 300 millones de dólares. En ella participan: Leonardo DiCaprio, Brad Pitt, Margot Robbie, Emile Hirsch, Margaret Qualley, Timothy Olyphant, Austin Butler, Dakota Fanning, Bruce Dern y Al Pacino.