Sonará a viejuno, pero me parece increíble la cantidad de cosas que hoy en día podemos **hacer desde nuestro navegador web** que antes sólo eran posibles mediante un programa que debías instalar en tu ordenador.

Dejando a un lado la posibilidad de reproducir vídeo por internet sin que tengas que descargar la película o serie antes de verla, en la actualidad un navegador puede **ejecutar cualquier aplicación en línea** desde el navegador. Editar fotos, montar vídeos, lanzar juegos… La lista es interminable.

El nivel de sofisticación es tal que incluso se pueden **lanzar emuladores**, por lo que es posible ejecutar sistemas operativos completos dentro del navegador. Precisamente hace un par de años repasaba en el artículo [Windows y macOS en tu navegador](https://hipertextual.com/2017/05/windows-macos-navegador-online) cómo podíamos hacer un recorrido por la historia de macOS y Windows a través de sus **versiones antiguas** que están disponibles para ejecutar de manera más o menos viable desde un navegador actualizado.

Y parece ser que también es posible ejecutar sistemas operativos recientes, como ejemplifica el sitio web **[DistroTest](https://distrotest.net/)**, que como su nombre indica, sirve para probar distribuciones Linux.

Está claro que el rendimiento no será el mismo que si estuviera instalado directamente en nuestra computadora, pero **se trata de probarlo**, no de usarlo durante varios días. Le echas un vistazo, compruebas que está todo en sitio, pruebas sus funciones principales y si te convence, ya sabes qué hacer: instalarlo en tu PC o bien en una máquina virtual.

DistroTest ofrece, en el momento de escribir estas líneas, unas **744 versiones** de más de **232 sistemas operativos**, Linux en su mayoría. ¿Y cuál es el secreto? La clave está en que este sitio web emplea [QEMU](https://www.qemu.org/), un emulador muy completo y versátil que permite hacer de todo. Precisamente por ello es el emulador elegido por Google para su herramienta de desarrollo **Android Studio**, de manera que puedas probar Android y las aplicaciones que desarrolles. Funciona tan bien que [puedes usarlo para probar cualquier app o juego](https://hipertextual.com/2017/03/probar-android-emulador-oficial).

## Probando DistroTest

Como puedes comprobar por ti mismo, **[DistroTest](https://distrotest.net/)** ofrece en su página principal la lista de distribuciones Linux disponibles en orden alfabético. Para facilitar la búsqueda, puedes pulsar en la letra inicial. Y si no conoces las distros, puedes buscarlas en **[DistroWatch](http://distrowatch.org/)** para obtener más información.

Una vez pulsamos en el nombre de la versión de Linux que queremos, veremos un listado de las versiones disponibles y su fecha de publicación. Y si hacemos clic en **Details** veremos las **características de la máquina virtual** en la que funciona esa distribución Linux. Para iniciar la prueba sólo tienes que pulsar en **Start** o **System start**, según estés en la página de la versión elegida o en la ficha de su máquina virtual.

La máquina virtual se iniciará cuando finalice la cola de espera, que no suele tardar mucho. Eso sí, ten en cuenta que **se abrirá una nueva ventana** en tu navegador donde veremos la versión de Linux ejecutándose. En caso que tengas el bloqueo de ventanas activo, como suele ser habitual hoy en día, no hay problema. Pulsa en **Open VNC-Viewer** y se abrirá dicha ventana en el navegador.

Y ya está. Ahí tienes Linux en una de las más de 200 versiones que hayas elegido. Como toda máquina virtual que se precie, es totalmente funcional salvo para tareas muy concretas, y como dije al principio, aunque el rendimiento no sea idéntico a un PC real, sí que **funciona con relativa fluidez** salvo algún que otro momento de retraso entre la orden que pedimos desde el ratón o el teclado y su ejecución.

Cuando ya no queramos seguir usando la máquina virtual generada por DistroTest, sólo tenemos que cerrar la ventana así como la ventana o pestaña de DistroTest, o en su defecto, pulsar en **System stop**.

## Descubrir Linux por internet

En mi época, para **probar una versión de Linux** sólo tenías dos opciones: obtenerla de un CD o DVD que regalaban las revistas especializadas de turno o descargar la imagen ISO correspondiente y cargarla en un CD o DVD, lo que tomaba su tiempo debido al gran tamaño de la imagen y a la lentitud de la internet de entonces.

Eso sin contar con que el acceso a software de virtualización era escaso, por lo que no te quedaba otra que **reparticionar, formatear e instalar** Linux en tu PC con los posibles problemas de compatibilidad.

Proyectos como **[DistroTest](https://distrotest.net/)** acercan Linux a cualquier usuario de ordenador que, conociendo o no Linux, quiera probarlo sin instalarlo en su PC o sin trastear con máquinas virtuales, al menos no en el sentido estricto. DistroTest te lo da todo hecho, solo tienes que elegir la versión de Linux a probar y podrás **tocarla y manosearla a placer** para hacerte una idea.

Tendencia en Hipertextual