La espera ha terminado, American Horror Story ha vuelto a la pantalla. La novena temporada de la famosa serie de antología creada por Ryan Murphy se titula 1984, nombre que nos ubica, sí, en la mítica época de los ochenta, cuando el futuro prometía modernidad y diversión y no una crisis climática. Es por esto que muchas series y películas han revisitado esa década que hacía ver a la felicidad como una meta asequible, con el propósito de sacar el mayor provecho de lo que nos quedó al acabarse la esperanza: la nostalgia.

Ya habíamos hablado de la gran sorpresa que trae bajo la manga American Horror Story: 1984 . Es muy cierto que la fórmula de la franquicia realmente necesitaba una refrescada, esperemos que los esfuerzos de los creadores alcance para hacer de esta entrega una tan memorable como las primeras temporadas. Pero, dejando la mal habida nostalgia que todo lo emborrona, en Hipertextual contaremos lo que sucede en cada episodio de AHS: 1984, así como de las referencias que aparecen, nuestras más profundas dudas y las conexiones de esta entrega al resto de las temporadas, pues, como sabemos, American Horror Story sucede en un mismo universo interconectado.

Así pues, te recordamos no seguir leyendo si no has visto el primer episodio de la novena temporada de American Horror Story: 1984, llamado "Camp Redwood".

Si hay algo en AHS que jamás ha mermado en calidad es su estética. Cada temporada ha sido impecable en este sentido. Así, nos encontraremos con una intro nueva, la cual resulta divertida y, por qué no, siniestra. Pues sabemos que detrás de todo ese gliter, tipos de fantasía, lycras y peinados abultados habrá un desfile sangriento y horrorífico. Y es que 1984 se enfocará en las míticas películas slasher que vieron la luz durante esa década y que marcaron el futuro del género.

La época dorada del cine slasher se dio precisamente en los ochenta, inaugurada un poco antes de comenzar la década, en 1978 con Halloween de John Carpenter. A la que le siguieron: Viernes 13 de 1980 de Sean S. Cunningham o, la referencia obligada de AHS 1984: Sleepaway Camp de 1983 de Robert Hiltzik. Muchas otras cintas se dieron durante estos años y varias franquicias alcanzaron gran fama. Su combinación de sexo, drogas, jóvenes y un psicópata acechando se volvió una fórmula que ha repuntado varias veces desde su declive en los años noventa. De cualquier forma el recurso de elementos slasher no es desconocido en la franquicia de American Horror Story, sin embargo, la nueva temporada luce como un homenaje a estas cintas.

El campamento de las masacres

La típica historia del grupo de amigos que va divertirse desenfrenadamente a un campamento y que termina en una masacre es la fórmula que se plantea en el episodio "Camp Redwood". A dicho campamento asisten: Brooke (Emma Roberts), Montana (Billie Lourd), Chet (Gus Kenworthy), Xavier (Cody Fern), y pronto encuentran problemas, pues atropellan a un chico y deciden llevarlo con ellos para que le den asistencia médica en el campamento.

Al inicio nos cuentan la trágica historia de Redwood, primero con una masacre sin mayores explicaciones y más tarde por medio de un flashback, que podríamos llamar típico de AHS. La sobreviviente de dicha matanza es nada menos que Margaret (Leslie Grossman), quien, como parte de su recuperación mental o de su aparente enfermedad, según se quiera ver, compra el abandonado campamento para "darle vida".

Así, el pasado y el presente se unen, y, como sabemos, esto resultará en una pésima idea ya que los slasher son siniestros, inteligentes y muy escurridizos. El asesino es Mr. Jingles, interpretado por John Carroll Lynch, quien ya dio vida a dos personajes míticos de la franquicia: a Twisty el payaso, en Freak Show y Hotel, y a al asesino serial funestamente célebre John Wayne Gacy en Hotel. Lo que él quiere es vengarse de Margaret ya que ella testificó en su contra por lo que fue recluido en un hospital psiquiátrico. Al enterarse Mr. Jingles que la sobreviviente de su masacre reabriría el campamento decidió escapar de su prisión y cobrar la vida de Margaret y los jóvenes que ahí se encuentran.

Pero claro, no será fácil, en unos casos la tensión de los asesinatos es vital para la trama y en otros la rapidez y la frialdad tomarán el ritmo de la narración. Mientras tanto en el campamento el grupo de amigos se complementa con la enfermera Rita (Angelica Ross) y el instructor de actividades, Trevor, interpretado de forma divertida por Matthew Morrison.

El personaje de Emma Roberts, Brooke, cumple los requisitos de una screem queen —claro, además Roberts participó en la serie de Ryan Murphy del mismo nombre—. Ella es nueva en la ciudad de Los Ángeles y se une al grupo de amigos que conoció en el gimnasio, en una extrañísima pero clásica clase de aeróbics de los ochenta. Brooke es tímida pero muy inteligente, y pronto nos demuestra que también es valiente, pues esa misma noche se enfrenta al "The Night Stalker" (El acosador nocturno), es decir a Richard Ramirez, un asesino serial de la vida real que mató al menos 14 personas en la ciudad de Los Ángeles durante esos años. Brooke se recupera de la traumática experiencia de la que por poco no sale ilesa y por eso accede ir al campamento Redwood.

Así pues, el escenario está puesto y los personajes han sido presentados. American Horror Story: 1984 arranca con un episodio que promete grandes homenajes al cine slasher y a la hipervalorada época de los ochenta. Veremos si la fórmula de este género sirve para una temporada completa, y, sobre todo si los creadores de la serie mantendrán la tensión —y cómo— durante varios episodios.

El episodio 9x02 de American Horror Story: 1984 se titula "Mr. Jingles".