En un evento en el que ha revelado los Redmi Note 8 y 8 Pro, la firma hermana de Xiaomi ha presentado también la que supone su primera incursión en el segmento de las televisiones. Era un acto esperado por parte de la entidad, quien ya había confirmado su llegada en las semanas previas, confirmándose este jueves el lanzamiento definitivo de la Redmi TV.

A pesar de haberse especulado mucho durante los últimos días acerca de las posibles características y modalidades de este dispositivo, hablándose de diferentes dimensiones de pantalla y composiciones del panel, solo una es la apuesta presentada por Redmi en esta aproximación al terreno televisivo. Se trata de un TV de 70 pulgadas 4K, con soporte para HDR, sonido Dolby y con una experiencia que viene de la mano de PatchWall, la personalización de Xiaomi basada en Android y que incluye en estos productos.

En su interior se encuentra un procesador Amlogic, que es acompañado de 2 GB de memoria RAM y 16 GB de almacenamiento interno, los cuales se antojan como suficientes para el conjunto de tareas que uno puede realizar con su TV en el día a día. En lo que a conectividad respecta, la Redmi TV llega con Wi-Fi, Bluetooth 4.2, tres puertos HDMI y dos puertos USB. Incluirá un mando Bluetooth con control por voz para poder efectuar las acciones mediante esta vía.

Todo ello queda enmarcado en una apariencia minimalista donde un pequeño marco y el nombre de la compañía en la parte inferior es lo único que apreciamos a simple vista, dejando todo el protagonismo a sus notables dimensiones.

Precio y disponibilidad de la Redmi TV

La Redmi TV ha sido anunciada de manera exclusiva en China, donde Xiaomi está consiguiendo generar una gran tracción con sus televisiones, y por el momento no se han revelado planes de expansión internacional. Sin embargo, dado el éxito de la marca en suelo europeo y en otras zonas del mundo, es plausible pensar que estos productos terminen por dar el salto en algún momento del futuro próximo.

No se conoce, por tanto, ningún posible precio para versiones fuera del territorio asiático, pero su conversión nos dejaría con un valor de 480 euros o 10,700 pesos en México.