Como ya es habitual en estas fechas, Samsung ha renovado por completo su familia de dispositivos Galaxy Note –una de las más importantes junto con la línea Galaxy S–. En esta ocasión, y a diferencia de años anteriores, la corporación tecnológica ha desvelado dos modelos diferentes: por un lado, un Note 10 más compacto y económico; y, por otro lado, un Note 10+ que representa la visión más vanguardista de la compañía.

Este segundo modelo destaca, en primer lugar, por una pantalla de grandes dimensiones que roza las 7 pulgadas de tamaño. Esta hace uso de la alabada tecnología Dynamic AMOLED, que promete una representación de color extremadamente precisa y unos niveles de brillo y contraste excelentes. También cuenta con una resolución QHD+ (3040 x 1440 píxeles) y certificación HDR10+.

En la región superior de dicho panel se encuentra la ya conocida perforación, a través de la cual emerge la cámara frontal. En esta ocasión, eso sí, el diámetro del orificio de ha visto reducido y, además, su posición ha sido desplazada hacia el centro del teléfono –a diferencia del Galaxy S10, que situaba este elemento en el lateral derecho–.

Galaxy Note 10+
Dimensiones 77,2 x 162,3 x 7,9 milimetros
Peso 196 gramos
Pantalla 6,8 pulgadas, Dynamic AMOLED, QuadHD+ (3040 x 1440) y HDR 10+
Procesador Exynos 9825
Cámaras traseras Gran angular (16 MP, f/2,2 y 123 grados), estándar (12 MP, apertura dual entre f/1,5 y f/2,4, OIS y 77 grados), teleobjetivo (12 MP, f/2,1, OIS y 45 grados) y cámara DepthVision (VGA y f/1,4)
Cámara frontal 10 MP, f/2,2 y 80 grados
Memoria RAM y almacenamiento 12 GB + 256/512 GB
Tarjetas microSD Compatible con tarjetas de hasta 1 TB
Batería 4.300 mAh
Carga rápida Hasta 45 W
Carga inalámbrica Hasta 15 W
Biometría Lector de huellas ultrasónico
Conectividad Wi-Fi 6, LTE Cat 20, Bluetooth 5, NFC, USB-C, GPS, Galileo, Glonass y Beidou
Colores Aura Glow, Aura Black y Aura White
Resistencia a agua y polvo Sí, IP68

Visualmente, el Galaxy Note 10+ introduce varios cambios respecto a la gama Galaxy S y generaciones anteriores de su misma familia:

  • La cámara posterior adopta una disposición vertical y se escora hacia el lateral izquierdo, similar al iPhone X y al P30 Pro.

  • La perforación de la pantalla pasa a situarse en el centro.

  • Los bordes superior e inferior ahora son planos –lo que recuerda, parcialmente, a la familia Lumia 920–.

  • El abanico de colores aumenta: Aura Black (negro), Aura White (blanco) y Aura Glow (una especie de degradado cuyo aspecto cambia en función de cómo incide la luz sobre el panel.

  • Dice adiós al botón dedicado a Bixby y, por primera vez en la familia Note, prescinde del jack de auriculares.

En lo que a fotografía se refiere, el Note 10+ parte con un set fotográfico muy similar al del Galaxy S10+. La mayor diferencia se encuentra en la zona posterior, donde, además de las tres cámaras del modelo estándar (estándar, gran angular y teleobjetivo de dos aumentos) se encuentra un sensor ToF que permite medir con precisión la distancia a la que se encuentran los diferentes elementos de la escena.

Esta cuarta cámara, además de potenciar las aplicaciones de realidad aumentada, permite grabar vídeo en modo retrato como si de una cámara DSLR se tratase. Este sistema no es nuevo, pues el Galaxy A80 ya lo incorpora, pero sí es la primera vez que un producto de alta gama de Samsung lo integra por defecto.

El resto de sensores, según ha explicado Samsung a Hipertextual, son similares a los presentes en el Galaxy S10. Sus características son:

  • Gran angular: 16 MP, f/2,2 y 123 grados.
  • Estándar: 12 MP, apertura dual (f/1,5 y f/2,4), OIS y 77 grados.
  • Teleobjetivo: 12 MP, f/2,1, OIS y 45 grados.

Controlando todos estos elementos se encuentra un microprocesador Exynos 9825, algo más avanzado que el Exynos 9820 del Galaxy S10. A su lado, además, se sitúa un módulo de 12 GB de memoria RAM y un almacenamiento base de 256 GB –aunque también se comercializará una versión de 512 GB–. Esta capacidad, a diferencia del modelo estándar, si puede ampliarse mediante tarjetas microSD de hasta 1 TB.

En el plano energético, el Galaxy Note 10+ incorpora una batería de 4.300 mAh de capacidad, aunque lo más interesante quizá sea el sistema de carga rápida, que ahora alcanza hasta 45 W de potencia –y equipara la oferta de rivales chinos como Oppo o Huawei–. Este sistema promete reducir significativamente los tiempos de carga aunque, para ello, el cliente tendrá que adquirir un adaptador de corriente compatible por separado –el que se incluye en la caja solo alcanza 25 W de potencia–.

Respecto a la biometría, el Galaxy Note 10 vuelve a apostar por un desbloqueo facial simple –como la mayoría de teléfonos Android– y un lector de huellas dactilares ultrasónico situado bajo la pantalla. El sensor, según explicó Samsung a Hipertextual, es similar al integrado en el Galaxy S10+; no obstante, la compañía ha desplazado ligeramente su ubicación, aproximándolo al centro de la pantalla. El fabricante asegura que esta ubicación es más propicia y natural para el cliente.

En lo que a software se refiere, Samsung ha integrado varias novedades interesantes:

  • Samsung DeX for PC. El sistema DeX ahora puede funcionar sobre los sistemas operativos Windows y macOS, como si de una especie de máquina virtual se tratase. Y sí, también se pueden arrastrar elementos entre el sistema operativo del ordenador y DeX.

  • Acuerdo con Microsoft. Los equipos Galaxy Note y los ordenadores con Windows podrán trabajar en armonía gracias a un nuevo acuerdo estratégico entre Samsung y Microsoft. Las notificaciones, las llamadas y los envíos de archivos, por ejemplo, se sincronizarán con facilidad entre ambos dispositivos.

  • Gestos con el S-Pen. El stylus de Samsung va un pasito más allá y permite controlar el teléfono mediante la realización de gestos en el aire. Samsung, además, liberará un SDK para que los desarrolladores puedan implementarlos en sus propias aplicaciones.

  • PlayGalaxy Link. Permite jugar, desde un Galaxy Note, a juegos de PC en streaming. El fabricante promete una latencia muy baja y una jugabilidad excepcional.

  • Audio con zoom. Si el usuario realiza zoom durante la grabación de un vídeo, el Galaxy Note 10+ ofrece la posibilidad de filtrar dicho audio y dar mayor protagonismo al sujeto sobre el que se está realizando la ampliación.

Precio y disponibilidad del Galaxy Note 10+

El Galaxy Note 10+ estará a la venta a partir del 23 de agosto en los principales mercados. No obstante, los clientes que lo deseen ya pueden realizar la reserva del dispositivo a través de la página oficial de Samsung.

En algunos mercados como España, Samsung descontará, al entregar un dispositivo antiguo, el valor en el que esté tasado dicho smartphone y, además, 100 euros extra. De esta forma, la compañía busca estimular las ventas de su nuevo producto estrella.

En España, el Galaxy Note 10+ se comercializará en dos versiones diferentes: con 256 GB y con 512 GB de almacenamiento. También estará disponible en tres colores: Aura Glow, Aura Black y Aura White. Sus precios serán los siguientes:

  • Samsung Galaxy Note 10+ de 8 GB de RAM y 256 GB de capacidad: 1.109 euros
  • Samsung Galaxy Note 10+ de 12 GB de RAM y 512 GB de capacidad: 1.209 euros

En México lo encontraremos en su configuración básica por 22.999 pesos a partir del 6 de septiembre. Por el momento no existe información sobre la variante con 512 GB de almacenamiento.