Microsoft anunció que PUBG tendrá cross-play entre Xbox One y PlayStation 4, abriendo la puerta a que usuarios de ambas consolas puedan competir en una misma partida. La confirmación se dio durante el programa Inside Xbox para conmemorar el inicio de la feria de videojuegos, Gamescom 2019.

De acuerdo con Microsoft, la jugabilidad cruzada ha sido una de las características más solicitadas por los usuarios desde el lanzamiento del juego en consolas. Cecilia Lee, Community Manager de PUBG, mencionó:

Nuestro primer objetivo con el juego multiplataforma era que 100 jugadores de ambas comunidades de consolas pudieran jugar en el mismo partido. Nuestro segundo objetivo era mejorar nuestros tiempos de emparejamiento, que esperamos sean más cortos debido al grupo más amplio de personas.

PUBG implementará el cross-play en los servidores públicos de pruebas a partir de septiembre, llegando al resto de servidores a principios de octubre. La "mala noticia" es que esta funcionalidad solo aplicará entre PS4 y Xbox One, dejando fuera a la PC.

El anuncio tiene un claro enfoque en consolas, ya que también se reveló que los desarrolladores planean crear una experiencia unificada en términos de actualizaciones, lanzando parches en las dos semanas posteriores a su implementación en PC.

PUBG estrenará su Temporada 4 en consolas el próximo 27 de agosto. Esta actualización es una de las más grandes en términos de contenido y cuenta con el renovado Erangel, el mapa más emblemático del juego que ha recibido una actualización visual con nuevas texturas y modelos de objetos.

El pase de temporada Survivor Pass 4: Aftermath permite desbloquear hasta 100 recompensas temáticas de Erangel a medida que subes de nivel y está disponible por 1.000G dentro del juego o por medio de un paquete que incluye el juego y se vende por 15.99 euros ($399 pesos en México).