– Ago 21, 2019, 10:06 (CET)

En medio de la tormenta: Monica Lewinsky regresa para contar su historia en ‘American Crime Story’

Mónica Lewinsky, ex pasante de la Casa Blanca y actual activista contra el ciberacoso producirá para FX la próxima temporada de American Crime Story, basada en su historia y sus implicaciones. Se trata de un giro irónico a uno de los escándalos más sonados de la escena política estadounidense y de los primeros, en mostrar lo verdaderos alcances del acoso virtual. ¿Se trata una forma de Lewinsky de contar su versión sobre lo ocurrido?

La nueva temporada de American Crime Story, creada por Scott Alexander y Larry Karaszewski para el canal FX, contará desde una nueva perspectiva uno de los sucesos políticos más turbulentos de la historia norteamericana. Impeachment: American Crime Story enfocará la atención en las mujeres que protagonizaron casi de manera accidental lo ocurrido durante el proceso de destitución del presidente Bill Clinton en 1998 y en especial, en la de Monica Lewinsky, que sufrió el odio y el rechazo de la opinión pública en una dimensión por completo desconocida hasta entonces.

La producción se estrenará el 27 de septiembre del 2020 y está basada en el libro del escritor Jeffrey Toobin A Vast Conspiracy: The Real Story of the Sex Scandal That Nearly Brought Down a President. La adaptación correrá a cargo de Sarah Burgess, quien también forma parte de la producción ejecutiva que incluye Ryan Murphy, Nina Jacobson, Brad Simpson, Brad Falchuk, Larry Karaszewski, Scott Alexander, Alexis Martin Woodall y Sarah Paulson.

No obstante, el anuncio que causó mayor sorpresa —y expectativa— fue el que será una de las productoras de la serie, junto con Henrietta Conrad y Jemima Khan. La presencia de la ex pasante de la Casa Blanca será sin duda determinante no solo para el tono del futuro show, sino también en la forma en que analizará la compleja atmósfera que convirtió el caso en un escándalo mayúsculo y también en el primero que mostró lo alcances del acoso virtual. Lewinsky fue señalada, perseguida y maltratada desde internet en una proporción desconocida, lo que la convirtió en una de la víctimas más notorias de cyberbullying de las últimas décadas.

La franquicia American Crime Story se ha convertido en parte de la cultura pop que se alimenta de escándalos y notorios sucesos públicos, al brindar contexto, profundidad y perspectivas novedosas a casos controvertidos. Desde la reconstrucción de la saga de O.J Simpsons hasta su mirada acuciosa sobre la muerte de Gianni Versace, la serie de FX Networks reexamina las complicadas relaciones de poder entre figuras prominentes y su impacto en la historia contemporánea. La posibilidad que la nueva temporada descubra aspectos desconocidos sobre lo ocurrido entre Bill Clinton y Mónica Lewinsky, es sin duda un importante aliciente para convertir los capítulos por estrenar en un fenómeno de crítica y audiencia. Las dos entregas anteriores de la miniserie obtuvieron entre ambas 41 nominaciones al premio Emmy y lograron obtener 16 estatuillas.

Mónica en el ojo del huracán

Según la sinopsis oficial de Impeachment: American Crime Story, la historia en pantalla narrará la forma en que la larga sombra del proceso que intentó destituir a Bill Clinton afectó la vida de las mujeres a su alrededor, en especial la de Monica Lewinsky. Aunque no se menciona de manera directa, se espera que el argumento retrate la forma cómo el escándalo y la guerra política destruyó la vida profesional de la ex pasante y le obligó a ocultarse de la palestra pública por casi una década.

Lewinsky con apenas 22 años, enfrentó una de las campañas de hostigamiento virtual más gigantescas de la historia, luego que se revelara su corto romance con el presidente Bill Clinton. Por casi un año, soportó persecución, agresiones y amenazas en línea, que le obligaron a permanecer oculta luego del escándalo en 1998, que le convirtió en un paria para la opinión pública norteamericana. Solo en el 2015, reapareció como activista contra el ciberacoso, con una charla TED en Vancouver titulada El precio de la vergüenza y en la que narró a detalle los angustiosos meses que tuvo que soportar durante el proceso judicial del Presidente norteamericano.

Fue la primera vez que Lewinsky habló del tema en público, lo que permitió poner en perspectiva no solo su versión de lo ocurrido sino también, hablar sobre la experiencia lo que llamó “ser el paciente cero” en un caso de acoso cibernético a gran escala. Los efectos de la circunstancia le llevaron a permanecer oculta y a sufrir un severo caso depresivo.

Hace unos meses, la activista comentó en una entrevista en Refinery29 que considera “su” misión enfrentarse por todos los medios a su alcance al ciberbullying, “habiendo sufrido la humillación pública, pensé que compartir mi historia podría darle un propósito a mi pasado”, dijo a la web. “Ser capaz de hacerle saber a la gente que, aunque es doloroso, puedes sobrevivir siendo avergonzado públicamente”, añadió.

En su charla, Lewinsky calificó a lo que vivió frente a los medios de comunicación y a Internet como “la cultura de la humillación” e insistió que EEUU necesita una “revolución social” para detenerla por completo. “La vergüenza pública como un deporte de sangre tiene que parar. Es hora de una intervención en nuestra cultura y en Internet “, dijo. “El cambio comienza con algo simple, pero en realidad no es fácil de hacer. Necesitamos reconocer el valor de la compasión y la empatía “.

Con 44 años cumplidos y productora de uno de los shows emblemáticos de la televisión actual, Lewinski quizás dará el paso más importante para mostrar las consecuencias e implicaciones del acoso a gran escala. Quizás una oportunidad dorada que reivindique finalmente a una mujer que encarnó por demasiado tiempo el rostro del escándalo.