El pasado 25 de julio, Franky Zapata intentó cruzar el canal de la mancha con su invento, el Flyboard Air, un hoverboard que semanas atrás se viralizó por aparecer en el desfile militar del día de la bastilla, pero falló en el intento, durante la fase de reportaje de combustible a mitad de camino.

Ahora Zapata ha vuelto a intentarlo, esta vez logrando cruzar el canal de la mancha de manera exitosa, con repostaje a medio camino. El Flyboard Air puede volar un máximo de 10 minutos con el combustible disponible —almacenado en una mochila usada por el piloto y no en el propio aparato— por lo que era necesaria una parada, al ser un camino de 20 minutos, volando a una velocidad de 140 kilómetros por hora.

El viaje se hizo sobre el paso de Calés, que consiste en la parte más angosta del canal de la Mancha, además es una ruta popular para nadadores. Originalmente lo haría con dos paradas pero las autoridades francesas lo prohibieron por la gran cantidad de tráfico marítimo que hay en el área. En su momento Zapata lo consideró «arbitrario y poco razonable», eso obligó a que se haga una sola parada una vez ha cruzado a Reino Unido.

Parte de la financiación para el proyecto de desarrollo del Flyboard Air viene del gobierno francés, quien puso 1,3 millones de euros para continuar su desarrollo.

Ahora en Hipertextual

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.