Se anunció como un rumor, o un secreto a voces, pero las evidencias eran demasiado grandes como para negar la mayor. A finales de julio de este mismo año se conocía que Just Eat y Takeaway estaban en negociaciones para fusionar su actividad en una nueva compañía con base en Amsterdam. El objetivo principal estaría enfocado a crear la empresa más grande de delivery a nivel europeo, con la idea de pasar por encima de los negocios de sus rivales inmediatas: Deliveroo, Uber Eats y, al menos en España, Glovo.

Hasta el 24 de agosto, las juntas de ambas entidades tenían tiempo para echarse para atrás en las negociaciones. Hoy se ha podido saber que dichas administraciones han llegado a un acuerdo final, por unanimidad y justo para ambas partes, para combinar sus negocios en el Viejo Continente. Aún así, quedaría el visto bueno de la junta de accionistas de Just Eat y Takeaway.com, que presumiblemente se celebre el 20 de diciembre. Por lo tanto, y si el acuerdo sale como lo esperado, la nueva compañía delivery más grande de Europa verá la luz verde en los inicios del 2020.

En un comunicado, las compañías han informado de su intención de no solo convertirse en la compañía líder en Europa, sino a nivel mundial. Después de todo, aprovechando la presencia Takeaway.com en oriente y la de Just Eat en Estados Unidos y Latinoamérica, la mezcla de las dos generaría una cobertura mundial.

“La combinación de Just Eat y Takeaway.com crea uno de los sitios web de entrega de alimentos más grandes y poderosos del mundo. Se convertirá en una compañía formidable que tendrá un impacto en decenas de millones de consumidores en todo el mundo; estará a la vanguardia del desarrollo de productos y tecnología en el sector, y liderará el camino en su relación con sus consumidores, socios de restaurantes, su personal y sus impulsores de entrega. Es una combinación soñada, creada por el equipo de ensueño del sector, y solo puedo estar agradecido por la oportunidad de liderarlo ”, explicó el CEO de Takeaway.com Jitse Groen en dicho texto. Por su parte, desde Just Eat, que ha mantenido un perfil bajo estos días a la espera de conocer la decisión de ambas juntas, creen que "es una oferta convincente para los accionistas de Just Eat que creará un líder global en un sector dinámico y de rápido crecimiento. Nuestros negocios tienen una filosofía y cultura compartidas, y juntos crearemos una de las plataformas de entrega de alimentos en línea más grandes del mundo con posiciones de liderazgo en mercados clave".

De esta manera, se confirma también la nueva disposición de la compañía que albergará la actividad de sendos negocios y, por tanto, la distribución de las acciones. Los Accionistas de Just Eat tendrán el 52,15% y los de Takeaway.com el 47,85% bajo el nombre Just Eat Takeaway.com NV y la fusión de ambas juntas directivas.

A la espera de tener el visto bueno también de las cotizaciones, la realidad es que la nueva compañía formará parta del histórico de las mayores fusiones del sector y un motivo para que los grande rivales tecnológicos teman la llegada de este nuevo gigante.