Avengers: Infinity War nos ofreció un épico enfrentamiento breve entre Hulk y Thanos, mismo que terminó con el Titán Loco como vencedor. Por su parte, Bruce Vanner regresó a la Tierra para informar a los Vengadores que un nuevo villano se aproximaba. Si bien los fans esperaban ver una revancha en Endgame, los directores decidieron omitir el segundo enfrentamiento entre ambos personajes, pero estuvo a punto de suceder.

En la D23 Expo, Marvel Studios presentó algunas ilustraciones conceptuales de la película. En una de ellas se puede observar, claramente, que Thanos y Hulk se veían las caras de nuevo, y parece que en esta ocasión el gigante verde tomaba la delantera. Por supuesto, la situación tenía lugar durante la batalla final, momento en que las fuerzas del villano se enfrentaron a todos los superhéroes. La susodicha imagen fue compartida en Reddit:

Como puedes observar, también contemplaron dos escenas adicionales con Iron Man de protagonista. La primera en compañía de War Machine, Spider-Man y Pepper Potts (Rescue); la otra, con la pareja de metal fundidos en un abrazo mientras el caos persiste al fondo. Volviendo a Hulk y Thanos, ¿por qué razón prescindieron de su segunda contienda en Endgame? Afortunadamente, existe una explicación muy acertada.

Stephen McFeely y Christopher Markus, guionistas de Avengers: Endgame, mencionaron a ComicBook que la batalla no ocurrió por una sencilla razón. En ese momento era Smart Hulk quien se encontraba en la película, no el Hulk de Infinity War. Era este último quien se encontraba motivado por volver a luchar con el Titán Loco:

Sé que muchas personas decían que no podían esperar la revancha. Bueno, eso habría tenido sentido si no se hubiera convertido en Smart Hulk. Es alguien completamente diferente, y eso no es lo que lo impulsa. Así que nunca pensamos, 'Oh, él realmente está tratando de atacar a Thanos ahora'.

De hecho, el plan original era introducir a Smart Hulk en el final de la primera parte, no obstante, reflexionaron que el momento de tristeza y decepción no era el más adecuado para presentar un "nuevo" personaje. Lo anterior también les permitió grabar una de las primeras secuencias de Endgame, en la que buscan y asesinan a Thanos; es precisamente Hulk quien lo sujeta para empezar el interrogatorio.