Apple ha suspendido el programa de mejora de Siri a través de humanos que escuchaban fragmentos seleccionados para mejorar la privacidad de estos sistemas, además de confirmar que dará una opción para que los usuarios puedan rechazar compartir sus datos de Siri y las grabaciones de forma permanente, aunque este filtro todavía tardará un tiempo en llegar.

Y es que dado que la privacidad en Apple es uno de los valores añadidos, era un poco extraño que, hasta ahora, no diesen la posibilidad al usuario de salirse del programa que envía pequeños fragmentos de conversaciones que Siri para que sean analizadas por humanos y mejorar el servicio. Un movimiento similar al de Amazon (aunque de menor dimensión) que fue todo un escándalo cuando se filtró a la prensa.

"Si bien llevamos a cabo una revisión exhaustiva, estamos suspendiendo la calificación de Siri a nivel mundial. Estamos comprometidos a ofrecer una excelente experiencia de Siri al tiempo que protegemos la privacidad del usuario". - Comunicado de Apple a Axios.

Lo cierto es que según Apple, menos del 1% de las consultas a Siri eran enviados y que generalmente duraban solo unos segundos. Además de no estar vinculadas a una ID de Apple, y por tanto era muy complicado que pudiesen utilizarse para identificar a un usuario. Por otro lado, las personas que tenían acceso a dichas conversaciones estaban en instalaciones seguras y bajo el férreo control de seguridad de Apple.

Sea como sea, se trata una reacción bastante rápida por parte de Apple, de la que se espera que no tenga un impacto negativo en Siri.