Como seguimiento a los reportes anteriores que confirmaban que Amazon guardaba una transcripción de tus conversaciones con Alexa, recientemente se ha revelado que tus datos podrían permanecer por tiempo indefinido en los servidores de la empresa ya que no cuentan con una fecha de caducidad.

Ante la petición de Chris Coons, senador demócrata de Estados Unidos, Amazon reveló que conserva de manera indefinida las transcripciones de conversaciones, y que solo pueden eliminarse de modo manual por parte del usuario.

Esto último no abarca todo el contenido y confirma lo que anteriormente había reportado el diario The Washington Post. Amazon indica que cuando el usuario elimina un archivo de voz, la empresa elimina las transcripciones asociadas, tanto del usuario como la respuesta de Alexa. Del mismo modo se asegura de borrar las transcripciones del sistema de almacenamiento de Alexa.

Es posible que aún conservemos otros registros de las interacciones con Alexa, incluyendo aquellas que Alexa tomó en respuesta a la solicitud del cliente. Cuando un usuario interactúa con una habilidad de Alexa, el desarrollador de la misma también puede retener los registros de la interacción.

Amazon detalla que las solicitudes como pedir una pizza a Domino's, un coche a Uber o realizar un pedido a Amazon Fresh o de contenido digital, son ejemplos de los registros que no se eliminan. Otras solicitudes que tampoco se borran son aquellas comunes, como programar una alarma recurrente, agregar un evento al calendario, enviar un mensaje a un amigo o recordar un aniversario, por citar algunas.

Los clientes no querrán o esperarán la eliminación de la grabación de voz para eliminar los datos subyacentes o evitar que Alexa realice la tarea solicitada.

Las transcripciones se usarían para mejorar a Alexa

Amazon indica que mantiene las transcripciones como medida para entrenar a Alexa y así mejore la experiencia de uso en su interacción. También detalla que se utilizan como un mecanismo de transparencia para ayudar a los usuarios cuando algo no funcione bien y Alexa no sea capaz de entender un comando.

La respuesta al senador Coons, firmada por Brian Huseman, vicepresidente de Política Pública en la tecnológica, ofrece otros detalles específicos, como por ejemplo el tiempo en que el Echo mantiene abierto el micrófono cuando el usuario interactúa con Alexa, o las opciones de privacidad que tienen los clientes.

Amazon confirma que sus dispositivos Echo no capturan el audio a menos que los usuarios utilicen la palabra clave u opriman el botón para hablar con Alexa.

👇 Más en Hipertextual