Las críticas contra Amazon han aumentado en los últimos meses debido a diversos reportes que exponen su violación a la privacidad de los usuarios. El informe más reciente, publicado por The Washington Post, revela que el gigante del comercio electrónico sigue manteniendo datos de tus conversaciones con Alexa aunque las hayas eliminado.

De acuerdo a la información, el software de la compañía es capaz de generar una transcripción de texto de las grabaciones del asistente virtual. Amazon ofrece a los usuarios la posibilidad de eliminar las susodichas grabaciones como una opción para reforzar la privacidad, sin embargo, en ningún momento informa que una transcripción se conserva en sus servidores.

Por su parte, Amazon asegura que la copia de texto sí es eliminada cuando se borra la grabación. No obstante, existen algunos sistemas donde se conserva la transcripción, pero están dedicando esfuerzos para eliminarlas y evitar que queden expuestas.

Cuando un cliente elimina una grabación de voz, también eliminamos la correspondiente transcripción de texto de nuestros sistemas principales de Alexa y muchos subsistemas, y estamos trabajando para eliminarla de los subsistemas restantes.

Tras el reporte de The Washington Post, un grupo de defensores de los derechos de los consumidores acudió a la FTC (Comisión Federal de Comercio, por sus siglas en inglés) para presentar una queja por las prácticas de Amazon. Según mencionan, los altavoces Echo Kids mantienen datos de las conversaciones entre Alexa y los niños, incluso después de que los padres eliminaron las grabaciones. Fue necesario conectar con la empresa para que eliminaran todos los datos asociados al perfil de los menores.

"Su verdadero propósito es acumular un tesoro de datos confidenciales que no se pueden eliminar incluso cuando los padres lo solicitan", afirmó el líder del grupo, Josh Golin. Amazon no tardó en responder a la situación poco después, señalando que sus altavoces inteligentes cumplen con la ley de la Protección de la Privacidad de los Niños en Línea.

Los dirigidos por Jeff Bezos seguirán rodeados de polémica mientras no informen claramente cómo funcionan sus altavoces con Alexa. La FTC podría tomar cartas en el asunto si la investigación determina que se violó la normativa mencionada.